MIAMI.- El fútbol despierta pasiones y más en un mundial. Sin embargo, celebrar debe tener un límite o puede terminar mal.

A este fanático no le fue nada bien en las calles de Rusia, donde por un exceso de alegría terminó recibiendo una golpiza.

No, no fue de los hinchas del equipo rival como muchas veces suele pasar. Los agresores de este hincha fueron los policías ¿Abuso de autoridad?

Embed

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas