MOSCÚ.- Fernando Hierro, seleccionador de España, afirmó este domingo, tras la eliminación de La Roja en los octavos de final del Mundial de Rusia 2018, que "ha sido un placer" entrenar al equipo.

"Ha sido un placer entrenarlos", dijo Hierro al ser preguntado por su continuidad en un cargo al que llegó poco antes del inicio del Mundial en sustitución de Julen Lopetegui, destituido tras anunciarse su fichaje por el Real Madrid. "No es una decisión mía", precisó Hierro.

"Veníamos a hacer algo importante, a pelear por un Mundial. Y éste no era el plan. No tengo reproche alguno para este grupo de jugadores", dijo Hierro a Telecinco.

"Sí hay autocrítica como entrenador. Si alguien busca responsabilidades, me pongo a la cabeza", agregó.

Posteriormente, en rueda de prensa, aseguró que no es el momento de hablar de su futuro, que dijo que no le preocupa.

"En este momento no es importante. Es el momento de compartir, un momento complejo, difícil, veníamos ilusionados, para hacer grandes cosas con una generación extraordinaria que llevaba dos años jugando bien. Nos vamos de un Mundial sin perder durante 23 o 24 partidos con Julen como seleccionador, más estos cuatro", agregó.

Abundó en que la responsabilidad del resultado es suya, que aceptó el cargo con todo lo que ello conllevaba.

"Si alguien tiene que aceptar esa responsabilidad soy yo. No tengo reproches y yo me pongo a la cabeza, que para eso he sido el seleccionador desde tres días antes de Portugal", comentó.

Sobre si la decisión de relevar a Lopetegui del cargo pudo influir en la eliminación temprana de España, Hierro apeló a "no ser ventajistas".

"Tenemos que ser realistas, la situación fue la que fue, ahora no sirve de nada mirar atrás. Se empezó a trabajar, todos nos abstraímos de aquello. Yo acepté por responsabilidad, lo acepto con todas las consecuencias. Estoy tranquilo, porque la responsabilidad es entregar el cien por cien. Nos vamos con la conciencia tranquila. Acepté una responsabilidad y con ella tengo que morir", señaló.

Sobre la decisión de dejar a Andrés Iniesta en el banquillo de inicio, Hierro aseguró que la tomaron tras analizar a Rusia y porque consideraban que era lo mejor, al tiempo que agradeció la forma en la que lo aceptó el futbolista que vivió su último partido con la Roja.

"Mi más sincero agradecimiento a un profesional ejemplar, a uno de los mejores jugadores de nuestra historia. Lo que le he dicho queda entre él y yo. Pero su comportamiento desde que entró en el campo fue ejemplar. Sabíamos que el partido se iba a hacer largo, que necesitaba otras condiciones. Habíamos analizado el rival y pensábamos que a partir del 70 podíamos necesitar otras cosas", señaló.

Hierro indicó que su idea era ir desgastando al rival para poder tener más ocasiones a medida que avanzaba el partido, aseguró que España dispuso de muchas ocasiones de gol y lamentó que no tuvieran más acierto de cara al gol.

"El compromiso ha sido total. El equipo se ha comportado de una forma profesional día a día. Ha sido una maravilla entrenarlos. Nuestro objetivo era llegar lejos, era ganar un Mundial", señaló.

"No les puedo hacer ningún reproche, han salido 15 jugadores que se han dejado la vida, con defectos y fallos, pero sin ningún reproche. Se han entrenado como nunca había visto en mi vida, han convivido como nunca antes había visto. Pero esto es fútbol. Hemos tenido más posesión, hemos estado más veces al área, hemos tenido 18 tiros. En estos momentos se necesita efectividad. Hemos tenido oportunidades para terminar ganando el partido. Y luego, en la lotería de los penaltis, y no ha caído de nuestro lado", comentó.

Hierro afirmó compartir el dolor con los aficionados que tenían ilusión en este Mundial.

"Estamos como todos los españoles, entendiendo la ilusión que teníamos, empatizamos con nuestra gente, con los millones de seguidores que han estado viendo el partido", indicó.

"Mi último mensaje a los jugadores antes de saltar al césped fue que esto es un Mundial, que disfruten de la experiencia, que estaban preparados y que íbamos a competir bien. Pero que al final pudiésemos mirarnos al espejo. Y creo que podemos hacerlo. Ha sido una gozada entrenarlos, convivir con ellos, por su esfuerzo, su compañerismo, su honestidad, su entrega", dijo.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario