Embed
MOSCÚ- Una libélula que planeaba por el terreno del estadio Nizhny Novgorod se metió en la boca del meta de Francia Hugo Lloris, en los primeros minutos del encuentro de cuartos de final de Rusia 2018 que le enfrenta ante Uruguay.

Después de un saque de puerta el portero del Tottenham tuvo que esforzarse en evitar comerse involuntariamente al insecto, empeñado en incomodar al jugador. Finalmente Lloris consiguió alejar a la libélula.

El portero de Francia fue uno más de los futbolistas molestos en el terreno de juego por los bichos, que en muchos de los estadios del Campeonato del Mundo han rondado en el ambiente de los estadios del torneo.
FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el proyecto de estadio de David Beckham en las cercanías del Aeropuerto de Miami debe ser aprobado?

Las Más Leídas