Las palabras que hacen heroína a Sidney Powell, durante sus investigaciones en el proceso electoral de 2020 para la búsqueda de la verdad y justicia en los Estados Unidos de América, son las siguientes: “No nos vamos dejar intimidar. Ni vamos a retroceder. Nosotros vamos a esclarecer este desorden. El presidente Trump ganó por una victoria electoral y vamos a demostrarlo. Vamos a reclamarlo para los Estados Unidos de América”.

Empero, ¿cuáles son las dimensiones históricas y valentía real de esas palabras que hacen de la abogada Sidney Powell una heroína?

Te puede interesar

A la letrada Powell le ha correspondido investigar todo el entramado de irregularidades y fraude electoral, que por la documentación en su poder la ha interrelacionado con el estado profundo, la izquierda radical secuestradora del Partido Demócrata y oligarcas en estrecha relación con los grandes medios de la información y las tecnologías. Estos han apelado a cualquier circunstancian, aunque se ilegal, para imponer su agenda del nuevo orden mundial. Son los que el presidente Donald Trump llamó el Pantano de Washington, que con el desarrollo y acontecimientos en las elecciones reveló la profundidad e intensidad de todo su tejido corrupto.

Esa gente de esa calaña corrompida diseño un plan nacional con la conspiración de elementos extranjeros. La abogada Powell en varias entrevistas y la rueda de prensa señaló la participación de instituciones nacionales como la Agencia Central de Inteligencia (CIA), el Buro de Investigaciones Federales (FBI) e incluso el Departamento de justicia (DOJ) y definió a los responsables de esas instituciones en complicidad con la corrupción electoral. Sin embargo, al director de DOJ, Willians Barr, no lo relacionan con los hechos de sus empleados, aunque otras figuras importantes de la sociedad estadounidense, sí lo sitúan en el crimen.

El solo hecho de expresar la abogada Sidney Powell, de que tiene evidencia concreta de la participación en el fraude generalizado de las elecciones estadounidenses de esos poderosos personajes administrativos federales, su vida ya corre peligro. ¡Qué clase de valor heroico ha manifestado la fiscal y abogada militar Sidney Powell!, quien investiga por lo civil y penal con su experiencia profesional y equipo independiente Nosotros el Pueblo.

Del mismo modo, la Powell ha acusado e implicado en el robo de la elección a países extranjeros poderosos como China comunista, Rusia e Irán. También asociados en esas incriminaciones están la Cuba castrista, Venezuela madurista y otros países donde estuvieron los equipos centrales de computación que usaron para el fraude en EEUU. En esta conjura de gran magnitud, nadie puede descartar el complot entre China y Cuba, cuando Pekín tiene tres bases militares de espionaje en la isla castrista.

Muchos medios de información y comunicación para barajar tal situación de guerra cibernética han promovido la idea de una teoría de la conspiración. Sin embargo, la abogada Sidney Powell ha expuesto que las pruebas las hará pública solo en un tribunal de justicia cuando libere al Kraken (apodo del Batallón de Inteligencia Militar 305º del Ejercito de los EEUU).

El equipo de Nosotros El Pueblo tiene evidencias contundentes del fraude masivo electoral y ha acusado a figuras famosas de la élite política estadounidense. Uno de sus principales abogados Lin Wood dijo: “Joe Biden y gente de su entorno han tratado de robar las elecciones y llevan cometiendo crímenes durante años. Todos van a terminar en prisión. Biden irá a la cárcel”. Y continuó: “Todo el mundo será testigo del fraude, generalizado y calculado, para robar nuestras libertades y nuestra forma de gobierno. (…) Esta gente son despreciable, son criminales y confío en que, después de esto, se acabe la corrupción en la Casa Blanca. Donald Trump va a drenar el pantano, manténganse alerta”. Concluyó Wood (@LLinWood).

En realidad, algunos de los individuos del establecimiento político y de las instituciones del estado, CIA, NSA, FBI y DOJ, están corruptos, por eso se comprende mejor las falsas acusaciones y juicios viciados, difamaciones y engaños contra el presidente Trump, solo por preferir y trabajar para América Primero, y a varios de los jueces que hoy están en la Corte Suprema de Justicia.

Asimismo,sobre el caso Cuba, que durante décadas se ha sido permisivo y condescendiente con el tirano Fidel Castro y su régimen socialista, ocultaron las pruebas sobre el tráfico de drogas, de armas, la injerencia en Latinoamérica y suelo nacional estadounidense e incluso con el ataque sónico a sus diplomáticos y turistas. Es ahora de exponer y actuar contra toda esa podredumbre para salvar y sanar a América y sus vecinos.

La obra justiciera de la abogada Powell no ha concluido aún, pero será un éxito que engrandecerá como nunca a América. De ahí la necesidad urgente de cuidar su vida y la de su equipo Nosotros El Pueblo. Ella es un orgullo de la resistencia democrática del pueblo estadounidense para mantenersu original legalidad constitucional y el modo de vida americano, la América de la libertad.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.44%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 31.27%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.29%
22827 votos

Las Más Leídas