France Football sorprendió al planeta anunciando que la versión del 2020 fue declarada desierta. Por primera vez en la historia el trofeo no se entregará y, por supuesto, no habrá ceremonia ni protocolo, ni glamour en el que desfilen vestidos de gala quienes se visten de futbolistas.

Es verdad que el fútbol ha hecho un esfuerzo, pero también es verdad ha estado más encaminado a salvar el dinero que a salvar vidas… Lo cierto es que leyendo el comunicado de la casa editorial francesa entendemos la decisión: “Porque un año tan único no puede, y no debe, ser tratado como un año ordinario. En caso de duda, es mejor abstenerse que persistir”.

Te puede interesar

La pandemia pasa factura a todo lo que se mueve en el planeta y el fútbol no podía estar fuera de una realidad tan cruda como la que vivimos. Por eso es un año atípico y por ello la decisión que tomó el concejo editorial de France Football encabezado por su redactor en jefe, Pascal Ferré.

Los tiempos también marcaron la decisión de la revista y lo enfatizan muy bien: “Debido a que solo dos meses (enero y febrero), de los once generalmente requeridos para formarse una opinión y decidir entre los mejores, es demasiado poco para evaluar y juzgar, dado que los otros partidos han tenido lugar en otras condiciones y formatos (puerta cerrada, cinco sustituciones, Final 8 de Europa en un solo partido) demasiado lejos del panorama habitual. No podemos confiar en estaciones paralizadas, con tantos arreglos especiales, para elegir lo mejor. ¿Lo mejor de qué, por cierto? No sería digno de nuestra historia”.

Siempre ha sido un premio reconocido y aceptado que cambió de matices con el tiempo dándole cabida a jugadores de todo el mundo, cuando su original creación pretendió premiar solo a jugadores europeos.

ESCUCHA los mejores shows de deportes a través de UNANIMO Deportes Radio. DALE CLICK AQUÍ

France Football entendió el cambio social del planeta, entendió la globalización, entendió el crecimiento y las comunicaciones como nadie para volver su trofeo un emblema universal.

Por eso quieren evitar reproches a futuro o juicios de la historia y por ello se protegen: “Porque no queríamos poner un asterisco indeleble en el estilo: ‘Este Trofeo se ganó en circunstancias excepcionales debido a la crisis de salud de COVID-19’. Siempre preferiremos un esguince pequeño (a nuestra historia) a una cicatriz grande. Esta es la primera vez desde 1956 que el Balón de Oro se ha tomado un descanso. El paréntesis no nos encanta, pero nos parece el más responsable y lógico. Proteger la credibilidad y la legitimidad de tal premio también significa garantizar que sea irreprochable con el tiempo”.

Nada a la suerte, todo estudiado, todo elaborado con el cuidado de redactar cada frase atendiendo al significado de cada palabra para que llegara el mensaje adecuado. Claro, quizá habrá voces que piensen diferente, es el válido derecho de disentir, pero entiendo a France Football cuando decide que el año del fútbol tampoco es normal.

Click aquí para acceder a más contenidos de UNANIMO Deportes

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Las Más Leídas