El fabricante japonés de Subaru se destaca fundamentalmente por dos aspectos: el primero, por los motores tipo bóxer, con cilindros horizontalmente opuestos que equipan la mayoría de sus vehículos y el segundo, por la tracción integral asimétrica en las cuatro ruedas, que es una constante en toda su línea de producción. También, hay que admitirlo, por la buena calidad de los vehículos que fabrica, y los pasos agigantados que viene dando en materia de estilo a lo largo de los últimos años. En lo que todos están de acuerdo es en que cuando Subaru se lo propone, los autos de alma deportiva que lanza al mercado son realmente emocionantes.

Te puede interesar

Es lo que sucede con el Impreza 2.0i Sport que manejamos, que constituye el debut de la plataforma de arquitectura global de Subaru y que está disponible en versiones tipo sedán, de cuatro puertas y hatchback de cinco. En principio, la versión que manejamos, que fue la de cinco puertas, vino equipada con un motor Subaru Boxer de inyección directa de gasolina, con 4 cilindros, horizontalmente opuestos naturalmente, de 2.0 litros de desplazamiento, que produce 152 caballos de potencia y viene acoplado a una transmisión Lineatronic, continuamente variable. Está disponible también con caja de cambios manual de cinco velocidades.

Este Impreza 2.0i Sport, que pertenece a la más reciente generación del lenguaje de diseño de la marca japonesa, está orientado a satisfacer a aquel tipo de comprador que busca el equilibrio ideal entre la versatilidad y el desempeño del vehículo. A eso hay que sumarle que con la suspensión deportiva con amortiguadores Stablex que le han puesto, y con la tracción asimétrica en las cuatro ruedas, el Impreza 2.0i Sport se toma las curvas con una precisión y una seguridad realmente sorprendentes. Sobresaliente resulta también la calidad de sus acabados y la capacidad de su espacio de carga. Es notablemente económico, con una eficiencia de consumo de combustible de 27 millas por galón en la ciudad y 35 en la autopista. Con un promedio de 30 millas por galón y un tanque con capacidad para 13.2 galones de combustible, el Impreza 2.0i Sport ofrece una autonomía de 396 millas sin necesidad de reabastecer.

Por lo demás, el Subaru Impreza 2.0i Sport es, al mismo tiempo, un auto para todos los días, elegante, sin ostentar demasiada sofisticación; atractivo, sin preciarse de ser necesariamente el más bonito; cómodo, sin ser el más espacioso, pero sobre todo práctico y de un desempeño notable. Viene equipado con el sistema Multimedia Plus STARLINK, con pantalla táctil de 8 pulgadas y alta resolución, integración a teléfonos inteligentes a través de las plataformas Apple CarPlay y Android Auto, capaz de conectarse a las aplicaciones más populares, tales como Pandora, Aha y iHeart Radio. El 2.0i Sport es el primer modelo Impreza que se fabrica en la planta de Subaru en Lafayette, Indiana. El precio, bastante módico, teniendo en cuenta todo lo que ofrece, comienza en los $22,495 dólares. El que manejamos, con techo corredizo y sistema de audio harman/kardon y radio satelital SIRIUS/XM, tenía un precio sugerido al consumidor de $27,060 dólares, incluyendo gastos de destinación.

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿Cuestiona Ud. la actuación policial tras el robo a una joyería en Coral Gables y donde murió un chofer de UPS, rehén de los dos atracadores?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas