MIAMI.- Katherine Fernández, fiscal estatal del condado Miami-Dade, y el asistente del director de la Policía condal, Thomas Hamlin, anunciaron este martes el arresto y desmantelamiento de un sofisticado grupo delictivo, cuyos miembros operaban como si fueran agentes secretos y a quienes se les vinculan seis robos en los que supuestamente se apropiaron de alrededor de unos 100.000 dólares.

“Anunciamos el arresto de diez personas, miembros de una red criminal, que convirtieron en víctimas a residentes de nuestra comunidad”, anunció Fernández en rueda de prensa en la sede de la fiscalía estatal.

Te puede interesar

Los objetivos eran elegidos en las redes sociales. “Estos cuidadosos delincuentes analizaban las fotos de las personas, estudiaban su nivel de vida, observaban los sitios que visitaban, las marcas de sus prendas de vestir, los relojes de lujo que portaban y así construían su perfil para determinar cuándo dar el golpe”, detalló Fernández.

Para localizar a las personas, se guiaban por los datos que aparecen en la redes sociales ya que “actualmente las fotos dicen la ubicación donde fueron tomadas”, explicó la jurista.

Después se acercaban a sus hogares y lo sometían a una estrecha vigilancia con cámaras ocultas. El acecho y escrutinio a las víctimas podría durar tres y cuatro meses. Incluso plantaban un rastreador de GPS en el auto de la persona a quien iban a robar, con el objetivo de tenerlo todo el tiempo controlado y poder operar sin sobresaltos. El método de rastreo por GPS a veces les servía para conocer donde vivía la persona a robar.

Para cometer sus fechorías, los delincuentes usaban capuchas que impedían verles el rostro. “Sin rostro no hay caso”, suponían, explicó la fiscal.

Xandi García, miembro de la banda sobre el cual caen más cargos, fue apresado en 2018 acusado de tráfico y cultivo ilegal de marihuana. Según Fernández, “durante el arresto la Policía logró entrar al teléfono inteligente de García y extraer la información que ha permitido llevar a cabo esta operación”.

A partir de ese momento, los delincuentes que estudiaban a sus víctimas fueron seguidos por las autoridades, utilizando sus mismos sofisticados métodos.

Actualmente, los diez implicados en la banda se encuentran en prisión. El grupo se enfrenta a múltiples cargos, tales como crimen organizado, conspiración para delinquir, seis cargos de robo, seis operaciones de cultivos de marihuana ilegal y lavado de dinero.

Las autoridades estiman que en sus actividades delictivas lograron un botín de unos 100.000 dólares en joyas, dinero en efectivo y otros bienes. Incluso, al producirse la captura, los delincuentes tenían planeado tres nuevos golpes.

“De este caso podemos aprender una importante lección”, sostuvo la fiscal. “En las redes sociales no ponga información sobre dónde usted se encuentra, ni las cosas que tiene. Esas fotos y datos ayudan a los delincuentes a escoger a sus víctimas. Compartir tanta información les facilita el trabajo a estos malhechores”, advirtió.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Después de los resultados del Supermartes, ¿cuál cree Ud. que será el demócrata que pueda enfrentar a Donald Trump en noviembre por la Presidencia de EEUU?

Bernie Sanders
Joe Biden
ver resultados

Las Más Leídas