MIAMI.- El presidente Donald Trump se mantuvo fiel a sus costumbres y acudió este domingo a la iglesia episcopal Bethesda-by-the-Sea, en Palm Beach (Florida), para atender una misa con motivo del Domingo de Resurrección.

Trump, que en esta Semana Santa se encuentra en su residencia de invierno y club social Mar-a-Lago, en el sureste de Florida, ingresó al templo pasadas las 11.00 hora local, acompañado de la primera dama, Melania Trump, y de la hija del presidente, Tiffany, y el novio de ésta, Michael Boulos.

Te puede interesar

"Muchas cosas grandes están sucediendo para nuestro país", señaló el presidente a su llegada a la iglesia y tras desear felices pascuas a los presentes, tal como recoge el "pool" de periodistas que lo acompaña.

El mandatario acudió con un traje azul y corbata roja, mientras que Melania lo hizo con un vestido de flores y cinturón lila, y, tras ser recibidos por el reverendo James Harlan, hicieron su ingreso por una puerta lateral del templo, la misma en la que la pareja se casó en 2005 y bautizaron al hijo de ambos, Barron.

Horas antes, el presidente usó su cuenta de Twitter para desear felices Pascuas y reconocer: "Nunca he sido más feliz o más contento, porque a su país le está yendo tan bien, con una economía que es la comidilla del mundo y podría ser más fuerte que nunca".

También en su perfil de la red social, afirmó que EE.UU. ofrecía "sentidas condolencias al gran pueblo de Sri Lanka" y que estaban "¡listos para ayudar!", tras los atentados contra cuatro hoteles, un complejo residencial y tres iglesias, que han causado al menos 207 muertos y 450 heridos en ese país.

El presidente y su familia tienen previsto retornar a Washington este domingo, tras llegar a Mar-a-Lago el pasado jueves con motivo de los festivos de Semana Santa, una estancia en la que Trump volvió a jugar golf con Lexi Thompson, ganadora del tour LPGA y con quien ya ha había disputados hoyos en marzo pasado.

La Casa Blanca distribuyó fotos de Trump y Thompson y en las que también aparece el comentarista radial conservador Rush Limbaugh, tomadas el viernes en el Trump International Golf Club, en West Palm Beach.

La noche del sábado, el Comando de Defensa Aeroespacial de América del Norte (NORAD, por sus siglas en inglés) mandó un avión F-16 y un helicóptero para detener un avión privado que ingresaba en espacio aéreo restringido, como se establece cada vez que el presidente visita Palm Beach, lo que se resolvió "sin incidentes", de acuerdo a las autoridades.

Aunque Mar-a-Lago cierra sus puertas aun en el mes de mayo, el año pasado la visita del presidente y su familia a este club social de cara al Atlántico en Semana Santa supuso el fin de su temporada en el sur de Florida, y a partir de ahí se escapaba algunos fines de semana a su campo de golf en Nueva Jersey durante la primavera y verano.

FUENTE: Con información de EFE

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Estaría usted de acuerdo con que los padres en Florida puedan decidir si sus hijos asistirán o no a clases cuando se traten temas como la evolución humana, la educación sexual o la influencia del hombre en el cambio climático?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas