MIAMI- El Departamento de Estado de EEUU presentó a finales de septiembre una moción que intenta revocar una orden judicial sobre la autorización de una búsqueda y revelación de más correos electrónicos personales de la exsecretaria Hillary Clinton en el “escándalo de los emails”, que salió por primera vez a la luz pública en marzo del 2015.

Este viernes, el secretario de Estado, Mike Pompeo, respondió a presiones del presidente Donald Trump para publicar nuevos correos electrónicos controversiales de Clinton, documentos que según Trump probarían que debe ser llevada ante la Justicia.

Te puede interesar

Pompeo respondió a Fox News: "Vamos a difundir esta información para que los estadounidenses puedan conocerla".

Estos correos electrónicos "están en el Departamento de Estado, pero Mike Pompeo ha sido incapaz de publicarlos, lo cual es muy malo", dijo el presidente Trump. "No estoy contento con él en relación con este tema", añadió. "Dirige el Departamento de Estado, debería publicarlos", enfatizó Trump.

Semanas antes de las elecciones presidenciales en el 2016, el Buró Federal de Investigaciones (FBI) reabrió la investigación vinculada al trágico suceso de la embajada de Bengasi, en Libia.

El director del FBI en ese momento, James Comey, recomendó no enjuiciar a Hillary Clinton en una Corte federal, por falta de suficiente evidencia sobre delitos probables, aunque reconoció lo “extremadamente imprudente” que fue en el uso de correos electrónicos clasificados.

Poco antes de su juramentación en la Secretaría de Estado, Clinton estableció un servidor en su casa de Nueva York y lo utilizó para gran parte de su correspondencia electrónica tanto personal como de trabajo durante los 4 años en su posición de alto rango dentro del Gobierno de Estados Unidos.

El servidor

En el servidor también creó direcciones para su asistente, Huma Abedin y para la jefa de personal del Departamento de Estado en ese entonces, Cheryl Mills. Sin embargo, no activó su cuenta de correo en “state.gov

Según Clinton, tomó esa decisión por “conveniencia personal”, pero en realidad analistas y expertos han dicho, incluido el juez de la Corte de Distrito de EEUU, Royce Lamberth, que fue para tener el control absoluto de toda su correspondencia.

Ahora, la moción del Departamento de Estado trata de evitar las declaraciones de la ex Jefa de Gabinete de Clinton, Cheryl Mills, así como de los funcionarios actuales y anteriores del Departamento de Tecnología de la Información del Departamento de Estado Brett Gittleson e Yvette Jacks, tras una demanda presentada por Judicial Watch.

Judicial Watch es una organización no gubernamental y anticorrupción creada en 1994, predominantemente conservadora, que se dedica a denunciar y a investigar a altos funcionarios públicos que incumplen las leyes.

Juez Lamberth

El 6 de diciembre del 2018, el Juez Royce Lamberth ordenó que los subordinados a la asesora de Seguridad Nacional en aquella época, Susan Rice, y los altos funcionarios del Departamento de Estado durante la administración de Barack Obama, abogados y asistentes de Clinton, respondieran preguntas escritas bajo juramento.

El juez Lamberth calificó el sistema de correo electrónico de Clinton como "una de las ofensas modernas más graves a la transparencia del gobierno".

La demanda de Judicial Watch también busca registros sobre las declaraciones públicas de la administración Obama sobre el ataque terrorista del 2012 contra el consulado de EEUU en Bengasi, Libia, después de revelar "puntos de conversación" redactados por funcionarios bajo el mando de Obama que demostraban que las declaraciones de la asesora de Seguridad Nacional, Susan Rice, en la víspera de las elecciones presidenciales del 2012 eran falsas. (Judicial Watch v. U.S. Department of State (No. 1:14-cv-01242)).

Las citaciones

El juez Lamberth ordenó a Clinton y a Mills, el 2 de marzo del 2020, responder bajo juramento, sin embargo, ambas presentaron una apelación de emergencia que les permitió no testificar.

El 2 de junio Hillary Clinton fue citada a declarar ante la Corte de Apelaciones para el Circuito de Washington, la más importante institución legal después de la Corte Suprema, pero en la videollamada sólo se presentó su equipo legal, con alegaciones de que toda la información se había ofrecido ante el Comité Selecto de la Cámara de Representantes por la tragedia ocurrida en Bengasi [asalto del que fue objeto la sede diplomática de EEUU en esa ciudad libia el 11 de septiembre del 2012 y donde murieron 4 estadounidenses, entre ellos el embajador, Christopher Stevens].

Crecen las dudas

En la audiencia convocada para el 2 de junio, la abogada de Justicial Watch, Ramona Cotca, cuestionó:

"¿Por qué es que cuatro años después de que el FBI cerró su investigación todavía hay correos electrónicos adicionales de Clinton que se están procesando? ¿Por qué no fueron buscados, localizados y procesados antes?” y añadió: "Incluso hasta hoy, el Departamento de Estado no sabe cuál es el universo de los correos electrónicos de Clinton al frente del Departamento de Estado, y ese es el problema importante aquí".

Otra nueva citación a Hillary Clinton fue fijada para septiembre, pero llegó antes la moción del Departamento de Estado que ha frenado temporalmente el proceso.

"El Tribunal no cree que el Estado posea actualmente todos los correos electrónicos de Clinton recuperados por el FBI; incluso años después de la investigación del FBI, todavía debe explicarse la lenta fuga de nuevos correos electrónicos”, afirmó el juez Lamberth.

Hillary Clinton ha ofrecido en otras ocasiones declaraciones escritas sobre el tema, sin embargo, el juez calificó las respuestas de "incompletas, inútiles o superficiales”.

Si realmente la exsecretaria de Estado Hillary Clinton no ve en su proceder una causa justificable para un posible enjuiciamiento, cabría preguntarse ¿por qué evita las citaciones? ¿Por qué rehúsa declarar?...

"Es vergonzoso que Judicial Watch todavía luche contra Hillary Clinton, el Departamento de Justicia y el Departamento de Estado en la Corte por el escándalo de los ‘emails de Clinton’", dijo el presidente de Judicial Watch, Tom Fitton.

lmorales@diariolasamericas.com

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Es una buena opción para enlazar Miami con Miami Beach 28.97%
Es una decisión apresurada con varios puntos pendientes 22.18%
Será bien recibido como un medio de transporte sostenible y accesible para residentes y visitantes 30.77%
No debería acometerse. Sería malgastar fondos sin resolver el problema 18.08%
780 votos

Las Más Leídas