Embed

El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, regaló hoy una tarjeta roja al mandatario Donald Trump, quien, tras escuchar para qué servía, la enseñó a los medios de comunicación que cubrían el acto en la Casa Blanca.

Trump recibió a Infantino y al presidente de la federación nacional de fútbol, Carlos Cordeiro, para celebrar la elección de Estados Unidos, junto a México y Canadá, como anfitrión del Mundial de Fútbol en 2026.

Al final del acto, Infantino regaló al presidente dos camisetas de fútbol con el apellido Trump en la espalda, y procedió a explicarle cómo funcionan las tarjetas en este deporte.

"Sabe, en fútbol tenemos árbitros, y ellos tienen tarjetas, tarjetas amarillas y tarjetas rojas. La tarjeta amarilla es una advertencia, y cuando quieres expulsar a alguien, les enseñas la roja", explicó Infantino.

Casi sin dejarle terminar, Trump agarró la tarjeta roja e hizo ademán de lanzarla a los periodistas presentes en el acto -como hacen los árbitros de fútbol americano ante un penalti- y después sencillamente se la mostró.

"Esto me gusta", afirmó Trump, y Cordeiro sugirió que podría usar las tarjetas en "la próxima sesión con los medios de comunicación".

Trump mantiene una tensa relación con la prensa que le cubre, a la que acusa a menudo de dar "noticias falsas" y de no resaltar adecuadamente sus logros.

Durante el acto, Trump también recordó que a su hijo de 12 años, Barron, "le encanta el fútbol", y que ese deporte hasta ahora minoritario en el país "debe ser uno de los que están creciendo más rápido en el mundo".

"El fútbol ('soccer') es un juego, supongo que ellos le llaman fútbol. Quizá en algún momento cambien aquí el nombre, no lo sé. Ya veremos. En cualquier caso, funciona muy bien", dijo Trump.

El presidente presumió de que, cuando la federación estadounidense de fútbol estaba tratando de conseguir el Mundial de 2026, le telefoneaban "constantemente", pero en realidad "solo hizo falta una llamada", porque cuando oyó que se trataba de esa competición deportiva, supo que "quería hacerlo".

El Mundial de 2026 marcará la primera vez en que la organización de esa competición se reparte entre tres países, aunque Estados Unidos albergará el 75 por ciento de los partidos.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario