Embed

MADRID.- Dicen que el perro es el mejor amigo del hombre, pero en el caso de Georgia, una Golden Retriever de lo más servicial, también es la mejor compañera de labores que alguien se pueda encontrar.

Te puede interesar

En un vídeo, que se grabó el pasado 16 de mayo en Vacaville, California, y que se ha hecho viral en redes sociales, aparece Georgia ayudando a su dueño, George Konstantinopoulos, de 49 años, a plantar pequeñas plantas en el jardín de su casa.

En las imágenes, Georgia espera con atención a que su dueño haga la señal para ponerse patas a la obra. Cuando la recibe, comienza a excavar con tanto entusiasmo que es George el que le tiene que decir que deje de hacerlo.

Una vez hecho el agujero, hay veces que George se lleva unos cuantos rasguños y tiene que sacudirse un poco la tierra antes de colocar la planta en el hoyo y cubrir el agujero con tierra.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Varias municipalidades de Miami-Dade comienzan a reabrir locales comerciales no esenciales como restaurantes, cafeterías, barberías, salones de belleza y tiendas minoristas, bajo estrictas medidas de sanidad. Usted, ¿qué piensa?

Es una decisión precipitada. Vamos a sufrir un rebrote de COVID-19.
Hay que abrir ya la economía y aprender a convivir con este virus.
La responsabilidad individual será lo que diga si reabrir está bien o no.
Hay que mejorar nuestro sistema inmunológico, esa es una defensa natural.
ver resultados

Las Más Leídas