Los chinos claramente están muy cómodos ofreciendo ayuda a los países que hoy se ven infectados por el coronavirus (COVID-19) pero lo que resulta curioso es que hace no más dos meses ese país estaba infestado por el virus. Lo que me parece curioso es que de un momento a otro los chinos puedan ofrecer salvar al mundo, ofrecer tapabocas, equipos y una posible vacuna en un intento por cuidar su reputación y salvar su economía. Lo claro es que este virus empezó en China, se propagó en China y ahora todo el mundo se ve afectado. Es claro que después de que toda esta tragedia del COVID-19 pase, sin duda habrá que pasarle la cuenta de cobro de lo que han pasado a los chinos y, obviamente, su irresponsabilidad en el manejo de esta crisis. Pero pretender que ahora todo el mundo salga a decir que ellos son los salvadores del mundo, cuando claramente de salvadores no tiene nada.

Un tema evidente aquí es que durante años el resto del mundo ha sido víctima de la irresponsabilidad de los chinos en el manejo de sus alimentos, y como convierten especies animales salvajes en platos de comida que después terminan siendo transmisores de virus como el covid-19, entre una larga lista de epidemias que se han originado en China sin que nadie haga responsable a este país por sus costumbres no viables, por no decir indeseables, con respecto a los animales. Basta con solo observar cómo los perros, gatos entre otros como las ratas, son comestibles en varias regiones de China. Si esto no es suficiente para prender las alarmas, entonces no se qué más debe pasar para exigir que ese país ponga fin a semejantes prácticas que solo traen problemas como esta pandemia.

Te puede interesar

Muchos han sugerido que el virus es una conspiración China para acabar con occidente en una muestra de su poderío, y cómo pueden acabar con nuestras vidas. Que el virus se creó en un laboratorio con mutaciones específicas para atacar, y después ser China quien salve al mundo. Esto generando millones de dólares en ingresos, permitiendo comprar las acciones de ciertas compañías de occidente por no decir todas a un menor precio y sacar provecho de la crisis quedando como la única nación en capacidad de salvarnos a todos. Una teoría de la conspiración sacada de una película, pero que no estaría muy lejos de la realidad. Los chinos, como siempre, se lavan las manos y culpan a occidente de este desastre diciendo que fue un virus creado por EEUU y que, como siempre, el villano imperio es culpable de todo. ¿En serio? Es claro que la realidad es otra y seguro más temprano que tarde sabremos en qué andaban los chinos con respecto a este virus COVID-19 originado en China.

Finalmente, el mensaje para nosotros debe ser claro: debemos comprar americano y hecho en los Estados Unidos para superar esta crisis. No podemos seguir enviando nuestra industria a China para que no solo sea copiada, y la propiedad intelectual sea hurtada, sino que no podemos seguir en manos de un país que no dice la verdad manipulando la información como lo ha sido en este caso del coronavirus. El virus es chino, salió de allá y es de allá, y eso no es ser racista, es decir las cosas como son. Sin embargo, la forma de superar esta crisis debe estar en generar incentivos para que las empresas vuelvan a producir en EEUU y en toda la región del continente americano para que no solo EEUU se libere de los chinos sino todos nuestros países latinoamericanos.

Resulta insólito que hasta los componentes de nuestras medicinas se producen en China y, en estos momentos de dificultad, los chinos han demorado los embarques de dichos medicamentos porque ellos deben pensar primero en sus ciudadanos. ¿Acaso no vemos la gravedad de esta situación? Más allá del virus y la crisis que ha generado, esta pregunta pone en evidencia una realidad que debemos enfrentar y es que los chinos producen todo y eso debe acabarse. Creer en nuestra industria y crecer con nuestros empresarios debe ser el camino que debemos seguir para que poco a poco vayamos superando la dependencia de China y le demos vida a la industria nacional en EEUU y en toda la región. Ese es el precio que deberían pagar los chinos por esta debacle causada por el manejo irresponsable de esta crisis.

www.latribunacolus.com

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Varias municipalidades de Miami-Dade comienzan a reabrir locales comerciales no esenciales como restaurantes, cafeterías, barberías, salones de belleza y tiendas minoristas, bajo estrictas medidas de sanidad. Usted, ¿qué piensa?

Es una decisión precipitada. Vamos a sufrir un rebrote de COVID-19.
Hay que abrir ya la economía y aprender a convivir con este virus.
La responsabilidad individual será lo que diga si reabrir está bien o no.
Hay que mejorar nuestro sistema inmunológico, esa es una defensa natural.
ver resultados

Las Más Leídas