MADRID.- Estas fueron las claves de la goleada del Real Madrid en el estadio Santiago Bernabéu ante el Leganés en la tercera jornada de la Liga Santander.

1. Benzema y su arranque goleador.

Firma el delantero francés el mejor arranque goleador desde que llegó al Real Madrid, cinco tantos en cuatro encuentros oficiales, encadenando dos dobletes ligueros que confirman su mejoría como 9 sin la presencia de Cristiano Ronaldo. Sin el portugués se instala con mayor frecuencia en la zona punta y disfruta de más ocasiones para marcar. Las está aprovechando, fino de olfato y comprometido. A su calidad técnica y el juego exquisito le ha añadido hambre de gol. Con un testarazo y un derechazo cruzado sigue cambiando la opinión de la afición del Bernabéu en torno a su figura.

Embed

2. El estreno de Courtois.

El día que Keylor Navas dedicaba a su afición el galardón como mejor portero de la última Champions, llegó el momento del relevo en la portería. Nadie esperaba el cambio aunque Lopetegui aseguró que estaba planificado y Courtois se convirtió en el primer fichaje que estrenó titularidad. Dio sensación de seguridad ante los dos disparos lejanos que recibió, estuvo rápido en las salidas adueñándose de su área y nada pudo hacer en el perfecto lanzamiento de penalti que significó su primer gol en contra como madridista. Un nuevo escenario en la portería del Real Madrid.

Embed

3. Bale, garantía de gol.

En su recién estrenado papel de líder del Real Madrid, Bale sigue sin fallar en ningún partido. Abrió el encuentro con un tanto de delantero puro, frenando en seco para quitarse de encima a su marcador y sacando un recurso de derecha con el cuerpo perfectamente acomodado. Garantiza un tanto por jornada en Liga en sus siete últimos partidos. Acabó como un tiro el pasado curso, cuando su condición con Zidane pasó a ser de suplente de lujo marcando en las cuatro últimas jornadas, y lo ha extendido en las tres del presente campeonato. Se le ve disfrutar sobre el campo y la exigente afición del Bernabéu lo reconoce. Se marchó con una gran ovación.

Embed

4. Modric toma el mando de un Real Madrid coral.

Tardó en llegar la primera titularidad de Luka Modric, en la tercera jornada liguera y cuarto partido oficial del curso, y fue el primer cambio de Lopetegui que aún le ve alejado de su mejor tono físico, pero el centrocampista croata lideró en la construcción un nuevo estilo de juego de posesión, toque y verticalidad que le va a la perfección. Su entrada provoca la salida de uno de la línea de tres del centro del campo. La primera rotación afectó a Isco, intocable para Lopetegui en el once de la selección, fuera cual fuese su situación en su club, y ahora primer sacrificado de un once en el que no caben todos.

5. Ambición liguera sin lagunas.

Salvo unos minutos en la recta final del primer acto de ansiedad y juego directo tras encajar el tanto de penalti que igualaba el encuentro, el nuevo Real Madrid está enchufado a la Liga. Tiene ambición, quiere más goles en cada partido y muestra mayor regularidad en su juego durante 90 minutos. Hace un año ya se había torcido su camino tras empatar en el Bernabéu ante Valencia y Levante. Aquellas lagunas y fútbol a arreones han desaparecido. Un equipo más solidario, con presión alta, rápida recuperación de balón y juego directo comienza a ilusionar al madridismo.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la actuación de la Comunidad Internacional en el caso venezolano ha sido acertada?

Sí, no se le puede pedir más
Sí, pero falta aumentar la presión contra la dictadura
No, ha sido insuficiente
No, no debe meterse en los asuntos de los venezolanos
ver resultados

Las Más Leídas