MIAMI.- En reunión extraordinaria la Comision del Condado Miami-Dade decidió este miércoles ordenar una elección especial para reemplazar al comisionado del distrito 5, Bruno Barreiro, quien renunció a su cargo para poder seguir su candidatura republicana a la Cámara de Representantes federal por el competido distrito 27.

Los comicios se harán el próximo 22 de mayo. Si ningún candidato alcanza el 50% más uno de la votación, se hará la segunda vuelta el 19 de junio.

El proceso de inscripción y calificación de las candidaturas empieza este jueves 5 de abril y se extiende hasta el 14 del mismo mes.

En la reunión estuvieron presentes nueve comisionados, de los 13 que conforman la célula legislativa. La resolución que ordena dicha eleccion especial se aprobó 8-1.

La comisionada del distrito 8, Daniella Levine-Cava, votó en contra de la resolución que llamaba a una elección especial, con el argumento de que era muy poco el tiempo que se establecía para que el electorado se informara sobre los candidatos.

"En nuestra democracia lo que se busca es la participación máxima de la ciudadanía. Llamar ya a elecciones no cumpliría esa misión", indicó. La propuesta de Levine-Cava era la de dejar el mes de abril para que los residentes del distrito 5 pudieran conocer a quien la comision nombrara, de manera temporal, mientras se llevaba a cabo la elección, que en este caso sería para el 28 de agosto, día en el que se llevan a cabo las primarias en el Condado.

Rebeca Sosa, comisionada del distrito 6, estuvo de acuerdo en nombrar a alguien pero que se comprometiera de manera pública a no postularse para esa posición. El abogado del Condado Miami-Dade aclaró que no había en la constitución del condado ninguna ley que obligara a quien nombraran los comisionados a cumplir su palabra.

La elección especial, según la directora de elecciones de Miami-Dade, Christina White, tendría un costo de $552.000, si no hay segunda vuelta. En caso de que se dé, tendría el mismo valor.

El pasado viernes, 30 de marzo, el gobernador de Florida Rick Scott firmó la ley que les prohibe a los funcionarios elegidos por el voto que se presenten a otro cargo de elección popular si no han cumplido su periodo oficial para el momento en que se celebren los comicios.

Ese mismo día Bruno Barreiro le envió una carta al secretario de las Cortes, Harvey Ruvin, en la que anunciaba su renuncia inmediata como comisionado del distrito 5, cargo que ocupó por sucesivas reelecciones durante los últimos 20 años.

Barreiro tomó esa medida porque su periodo termina en 2020. De igual manera tendrán que renunciar - o abandonar sus candidaturas- el senador estatal demócrata José Javier Rodríguez y la comisionada de Miami Beach, Kristen Rosen Gonzalez (demócrata), los dos precandidatos por su partido a la Cámara también por el distrito 27.

En su despedida, frente a los nueve comisionados y un escaso público, Barreiro afirmó que "no es fácil de ninguna manera [irse de su cargo]. Me he sentido muy comodo en el área que he representado durante estos años, pero pasa el tiempo y quiero representar ese distrito en otro nivel".

Recalcó que no quería dejar pasar esa oportunidad, "y tener que arrepentirme después de no haber sido candidato a la Cámara por el distrito 27". Y precisó: "flaco servicio le haría a los residentes del distrito 5 si no dejo esa posición. Pero también lo sería para los del distrito 27 si no me postulara para la cámara".

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que fue acertada la decisión de EEUU de atacar Siria?

Las Más Leídas