Gareth Bale vuelve a lesionarse y podría estar otro mes de baja
El galés no había acudido a la convocatoria de su selección para los amistosos de estos días para poder recuperarse de los dolores

MADRID.- El futbolista galés Gareth Bale, del Real Madrid, continuará de baja por un tiempo aún sin determinar, después de sufrir una nueva lesión muscular cuando todavía no había recibido el alta médica de la anterior.

Según comunicó este viernes el club español, a Bale se le diagnosticó ahora "una rotura fibrilar en el tercio medio del músculo aductor largo" de su pierna izquierda y está "pendiente de evolución".

El Real Madrid no especificó el grado de la enésima lesión muscular del delantero galés, que volvió a notar molestias el pasado jueves tras el entrenamiento del equipo dirigido por Zinedine Zidane. Sin embargo, medios españoles aseguran que estará otro mes de baja.

Bale no había acudido a la convocatoria de la selección galesa para los amistosos de estos días para ultimar su recuperación y poder reaparecer con el equipo blanco en las próximas fechas de la Liga española de fútbol.

El delantero, de 28 años, se había lesionado el 26 de septiembre en el duelo de Liga de Campeones europea contra el Borussia de Dortmund.

Entonces, Zidane restó importancia a la dolencia que, semanas después, se reveló más grave de lo que parecía inicialmente y volvió a afectar a su sóleo izquierdo, músculo que ya se había lastimado en abril de 2017.

El pasado sábado, el técnico francés del Real Madrid aseguró que a Bale sólo le faltaba alcanzar el estado de forma necesario para volver a entrar en su convocatoria.

Pero, una vez más, tendrá que seguir prescindiendo de una de las patas de la llamada BBC (Benzema, Bale, Cristiano) por un tiempo difícil de prever, dado el historial del galés.

En su primera temporada en el club blanco (2013-14), Bale sufrió hasta cinco lesiones por problemas en los cuádriceps, el sóleo izquierdo -dos- y el gemelo de la pierna izquierda. Se perdió diez partidos.

En la segunda temporada, Bale se lesionó en tres ocasiones y fue baja en ocho partidos.

En la campaña 2015-2016, cuando en el Real Madrid esperaban que explotara definitivamente, el galés se lesionó en otras cinco ocasiones en el sóleo (en dos ocasiones), en el muslo izquierdo y en la rodilla y sus ausencias aumentaron a 18 compromisos de los blancos.

La pasada temporada, las cosas fueron aun a peor y Bale tuvo que pasar por quirófano en noviembre de 2016 para operarse de su tobillo derecho. La recuperación lo mantuvo de baja durante 18 partidos consecutivos.

Tras reaparecer en abril de 2017, se perdió dos nuevos encuentros por problemas en el sóleo derecho y luego ocho más por molestias en el sóleo izquierdo. Esta última lesión le impidió disputar la final de la Champions en Cardiff en la que el Real Madrid conquistó su segunda Copa de Europa consecutiva.

A principios de esta temporada, después de que los blancos conquistaran la Supercopa de Europa y de España, el galés volvió a recaer del sóleo izquierdo el 26 septiembre. No había acabado de superar por completo esa lesión cuando, el pasado jueves, volvió a romperse, esta vez por una rotura fibrilar en el aductor.