Los Cavs de LeBron no arrancan: siete derrotas en 12 partidos
El conjunto de Cleveland tiene una de las peores defensas de la liga al permitir, en promedio, más de 114 puntos por juego

LOS ÁNGELES.- Aunque los Cavaliers de Cleveland acumulan siete derrotas en los primeros 12 partidos de la temporada, el astro LeBron James no quiere saber nada de la palabra crisis.

"Hemos jugado un buen partido", dijo el jueves por la noche tras perder en Houston ante los Rockets por 117-113, resultado que deja a los Cavs undécimos de la Conferencia Este. Aún queda muchísima temporada, pero los síntomas de los campeones de 2016 no son los mejores.

La franquicia de Cleveland tiene por el momento una de las peores defensas de la NBA con 114,2 puntos en contra de media en cada partido. Y los números de James, su gran estrella, están lejos de lo que se espera de él.

Elegido cuatro veces como MVP de la NBA, James perdió nueve balones el jueves ante los Rockets, la segunda peor estadística de su carrera en este apartado. Sólo tuvo más perdidas en un encuentro hace 13 años, y lo acabó ganando su equipo.

Los Cavs apenas suman cinco victorias en las primeras 12 jornadas, un balance muy pobre para un equipo que jugó las últimas tres finales.

"Yo no estoy aquí para victorias morales, no estoy para eso", repitió el astro tras el encuentro en Texas, donde anotó 33 puntos. El problema, sin embargo, no es el aspecto ofensivo.

Sólo hay cuatro equipos con mejor media anotadora en toda la Liga, pero en el otro balance, el defensivo, la estadística es realmente llamativa. Sólo hay dos franquicias que reciban más de 114,2 puntos por partido. Son los Suns de Phoenix y los Nets de Brooklyn.

"Tenemos un reto por delante", había dicho ya James antes del partido en Houston. "Soy alguien que valora la unidad, el ritmo y la camaradería y este año tenemos a ocho jugadores nuevos en nuestro equipo". El 13 veces All Star recordó que sólo en su primer año en el Heat de Miami (2010) jugó en un equipo con más novedades.

El traspaso del base Kyrie Irving a los Celtics de Boston y varias lesiones -entre otras las de Isaiah Thomas, Tristan Thompson y Derrick Rose- explican también el mal inicio de los Cavs.

El equipo de James podría empezar a levantar cabeza el sábado, cuando visitan a los Mavericks de Dallas de Dirk Nowitzki. La escuadra texana es de momento el peor equipo de la temporada con sólo dos victorias en 12 partidos.