Sigue el desmantelamiento del Obamacare en Florida
25 de julio de 2018 - 12:07 - Por SERGIO OTÁLORA
Sufre un duro golpe financiero el programa de los "navegadores", las personas que guiaban a los usuarios en los diferentes planes de salud vinculados al Obamacare

MIAMI.- Cuando arrancó en forma, en 2012, el llamado Obamacare, es decir, la ley de salud asequible (ACA, por sus siglas en inglés) se establecieron los llamados navegadores, personas contratadas con el fin de guiar a los usuarios por los diferentes planes de salud ofrecido en el mercado.

Estos navegadores no eran intermediarios de las empresas aseguradoras, sino guías, sin intereses comerciales, que aconsejaban la mejor opción para los clientes y les ayudaban completar todo el proceso de inscripción que era obligatoria. Y lo más importante: si calificaban para subsidios del gobierno que ayudaban a bajar el precio de las cuotas mensuales.

Eso fue lo que permitió que ciudades como Hialeah, o los distritos 25 y 26, de representantes a la Cámara federal, tuvieran el mayor índice de inscripción, y ayuda gubernamental, en todo el país.

Pero la administración Trump, a pesar de que no logró la promesa electoral de revocar y reemplazar ACA, sí ha venido desmantelando elementos importantes de esa ley, como los navegadores.

De acuerdo con Florida Covering Kids and Families, el programa de los navegadores tendrá un recorte del 81% este año. Esto significa que el dinero destinado a esta tarea pasará de 6.5 millones de dólares a sólo 1.2 millones.

Según esta organización, durante el momento más congestionado de la inscripción, en 2017, hubo 130 navegadores que recibieron 1.000 llamadas diarias.

Otro golpe al ACA, que afectará a miles en Florida, fue el del congelamiento, por parte de la administración Trump, de 10.400 millones de dólares para compensar los gastos de las aseguradoras cuando tienen pacientes con tratamientos largos y costosos.

Esto podría generar un incremento en el costo de las cuotas mensuales de los planes de salud o la salida de los mismos del mercado del Obamacare.

De acuerdo con el Departamento de Salud, esa restricción fue necesaria por el fallo de una corte federal de Nuevo Mexico, el pasado mes de febrero, que determinó que el gobierno federal estaba usando una formula equivocada para distribuir esos pagos a las empresas de salud.