Moscú pagará restauración del revestimiento en oro del Capitolio de La Habana
19 de agosto de 2018 - 15:08
Según el portal de Compras Públicas del Gobierno ruso, la administración del Kremlin eligió al contratista que se encargará de la restauración del recubrimiento en oro de la cúpula del Capitolio de La Habana, un contrato de unos 9,6 millones de dólares

El Gobierno de Rusia pagará con fondos federales las obras de restauración del recubrimiento en oro de la cúpula del Capitolio Nacional de La Habana, de acuerdo con un reporte de Diario de Cuba que cita a la agencia de noticias Sputnik.

Según consta en materiales publicados en el portal de Compras Públicas del Gobierno ruso, la administración del Kremlin eligió al contratista que se encargará de hacer ese trabajo, aunque Sputnik no ofreció detalles sobre la empresa elegida.

El contrato asciende a 642,4 millones de rublos o unos 9,6 millones de dólares al cambio actual.

Los trabajos deben concluir en noviembre de 2019, cuando la capital de Cuba celebrará su 500 aniversario.

El proyecto debía incluir soluciones para fortalecer la estructura de la cúpula y su revestimiento con piedra natural (arenisca), el revestimiento con nuevas planchas de bronce y su recubrimiento con láminas de pan de oro.

En 2017, la empresa federal estatal Goszagransobstvennost, de la Dirección de Gerencia del presidente ruso, Vladimir Putin, había convocado un concurso de proyectos para la restauración de la capa de oro de esa cúpula.

Hace casi un año, además, el instituto ruso Bering-Bellingshausen para las Américas (IBBA), con sede en Montevideo, había propuesto a la fábrica rusa de diamantes de Smolensk que regalara al Gobierno cubano un diamante para el Capitolio, construido en 1929 y antes de 1959, sede de la Cámara de Representantes y del Senado de la República.

Su arquitectura se parece al edificio homónimo en Washington pero, según destacan los guías turísticos, los cubanos se sienten orgullosos de que su Capitolio es más alto.

En las últimas décadas el Capitolio estuvo ocupado por Academia de Ciencias y luego por el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, hasta su cierre para las labores de restauración.

Tras la remodelación, está previsto que el edificio recupere sus funciones como sede de la Asamblea Nacional, aunque desde noviembre de 2016 se reabrieron parcialmente algunas de sus instalaciones, que funcionan como oficinas de ese órgano legislativo, y desde marzo de este año varias de sus áreas volvieron a ser reabiertas al público.

Sin embargo, las reuniones plenarias de la Asamblea Nacional se siguen realizando hasta el momento en el Palacio de la Convenciones, con capacidad para albergar a los más de 600 diputados afines al Partido Comunista, único legal en la isla.

El Capitolio de La Habana está considerado como el tercero en importancia por su volumen y el único de esas características construido en el siglo XX.

La edificación está inspirada en el Capitolio de Estados Unidos, la Basílica de San Pedro del Vaticano y el Panteón de París, con una cúpula de 91,72 metros de altura.

Los trabajos de restauración del Capitolio deben concluir para noviembre de 2019, con motivo de la celebración del aniversario 500 de la fundación de La Habana.