Carlos Holmes Trujillo la tiene clara, Vélez no
06 de septiembre de 2018 - 20:09 - Por CRISTHIAN MANCERA MEJÍA
Carlos Holmes ha presentado una serie de propuestas para la diáspora que son realmente de exaltar y de acompañar. Vélez sigue pensando que se representa a sí mismo y que fue elegido para ser actor de Hollywood

Con beneplácito hemos recibido fuera de Colombia las políticas del nuevo canciller y del gobierno del presidente Iván Duque para los colombianos en el exterior ya que se ve un plan claro, con objetivos que de realizarse,y beneficiarán a millares de connacionales que residen en el exterior. Lo curioso es ver a un represente a la Cámara distante de la realidad, dedicado a bloquear a personas que no coinciden con él y además de eso en un solo postureo en sus redes sociales, lejos de mostrar que realmente fue a Bogotá a trabajar. Holmes Trujillo, a quien conocemos hace años por su trabajo en Cali, cuando fue alcalde de la ciudad, y sin olvidar a su padre, un gran político liberal, la tiene muy clara: vino a ser Canciller para trabajar y lograr objetivos y no para mostrarse en redes sociales.

Carlos Holmes ha presentado una serie de propuestas para la diáspora que son realmente de exaltar y de acompañar. Desde la digitalización de los servicios como un mayor acercamiento con la diáspora son parte de un paquete que busca promover a la diáspora y también atraer la inversión extranjera. Holmes Trujillo demuestra su experiencia y que no vino a improvisar como Canciller. Lo curioso es ver a un Juan David Vélez viendo a ver qué hace y cómo lo hace. En debates en campaña siempre dije que esto pasaría y hasta la fecha se demuestra que yo tenía la razón y que el electorado votó por una persona que no conocían, que cayó en paracaídas para ganar unas elecciones en donde fue escogido a dedo por encima de personajes como Jaime Florez cuya estructura y experiencia hubiesen sido más vendibles como candidato del centro democrático, pero no; se escogió a una persona que se fue a Bogotá a lo que yo dije iría a hacer, a ser un peón más del Uribismo y no a representar a la diáspora.

Entonces dicho esto, ojalá encontremos un camino de la mano de Holmes y el presidente Duque para que la diáspora colombiana avance hacia un mejor camino ya que lo mostrado por Vélez hasta la fecha deja mucho que desear. A Vélez se le puede comparar con una persona que se gana una lotería y después se vuelve loco con la plata porque no se sabe qué hacer con ella. Con egolatría habla de que él se sacó 30.000 votos, cuando la verdad fue la consulta inter partidista y el trabajo incansable de Juan Mesa Uribe en el exterior lo que lo puso ahí. Eso, sumado al cúmulo de voluntarios del Centro Democrático que ayudaron a que saliera elegido, pero Vélez por Vélez no se sacaba esos votos nunca.

Esto que denuncio aquí lo hago como colombiano, y muchos me podrán atacar diciendo que yo perdí y que por eso lanzo estos ataques, pero la verdad es que también voto, soy líder de la diáspora y sigo trabajando sin parar autorizándome para lanzar críticas constructivas para que la diáspora no entre en una crisis de representación como la que se vislumbra ahora con un Vélez que solo se toma fotos, le lleva la contraria a su presidente, como en el caso de la consulta anticorrupción, y se escuda en su Canciller para decir que sí está trabajando. No, el tema vas más allá de eso, los colombianos en el exterior necesitan soluciones concretas a un sinnúmero de temas y sin duda se sacarán adelante con o sin Vélez, pero de algo pueden estar seguros los colombianos en el exterior: sí hay gente trabajando por ellos y la lucha continúa.

Por ahora solo resta darle las gracias al presidente Duque y al canciller Holmes Trujillo, que han dado un paso importante, y ahora solo queda esperar los resultados de todas las propuestas que tienen. Por eso Carlos Holmes la tiene clara y Vélez sigue pensando que se representa a sí mismo y que fue elegido para ser actor de Hollywood. Menos verso más acción.

www.latribunacolus.com / direccion@latribunacolus.com / @cmancera33