@puzkas

Los anuncios económicos de Nicolás Maduro generaron en la mayoría de los venezolanos miedo e indignación. No obstante, la ausencia de una narrativa distinta a la del régimen venezolano, está provocando que los ciudadanos se aferren a las promesas del régimen como única forma de sobrevivir a la emergencia humanitaria que ocurre en el país.

Según un estudio de la empresa especializada en la medición de opinión pública More Consulting [1] 24,4% de los ciudadanos reconocen que experimentaron indignación o rabia después de las medidas económicas que anunció Maduro el pasado 17 de agosto, medidas entre las que se incluye el incremento del costo del litro de combustible, nuevos controles de precios para productos esenciales o el incremento de 5.600% del salario mínimo.

Por otra parte, 20% de los ciudadanos aseguran que sintieron miedo después de conocer las medidas que se ejecutarían en el país, lo que representa un 44,4% de valoración negativa ante las medidas anunciadas por Maduro.

Sin embargo, según el estudio de More Consulting 31.9% de los ciudadanos sostienen que los anuncios económicos le generaron felicidad y tranquilidad. Ante esta pregunta 19% declinó responder cómo se sintieron después de los anuncios económicos del pasado 17 de agosto.

Si se valora la percepción de los ciudadanos por autodefinición política se demuestra que las expectativas y la visión del país de quienes se dicen opositores, son muy distintas a las que tienen los ciudadanos que se definen independientes yo que se reconocen como chavistas.

Según More Consulting en el caso de quienes se dicen chavistas 66% sostiene que los anuncios le generaron felicidad y tranquilidad. Apenas 11% de quienes respaldan a la Revolución reconocen que las decisiones de hace un mes provocaron temor, mientras 4,6% asegura que sintieron indignación y rabia.

Entre los independientes los sentimientos en torno a las medidas económicas están muchos más distribuidos. 24,5% sostiene que experimentaron indignación y rabia, 24% habla de felicidad y tranquilidad, mientras 24,9% asegura que los anuncios le generaron miedo.

Entre los opositores la percepción es totalmente distinta. 44,2% asegura que las decisiones económicos de Maduro le generaron indignación y rabia, mientras 21,9% asegura que sintió miedo. Solo 9% sostiene que se sintió feliz o tranquilo después de conocer los cambios en la política económica de Maduro.

Según More Consulting, 15,9% de los ciudadanos se definen como “chavistas, comprometidos con Maduro” y 8,9% prefieren ser identificados como “chavistas, no maduristas”.

Por otra parte, 27% se dice opositor, 8% sostiene que es opositor, identificado con la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), mientras 19% se dice opositor pero no vinculado con la MUD.

En este estudio, 47% de los venezolanos se definen como independientes, desilusionados de los políticos venezolanos.

El peor momento del gobierno y de la oposición

Los hallazgos de More Consulting también aparecen en el último estudio desarrollado por Ratio-UCAB[2] (organización dependiente de la Universidad Católica Andrés Bello)

Según su último estudio, aunque 75% de los venezolanos sigue evaluando mal o muy mal la situación del país, es la primera vez en dos años en que la mayoría dejó de ver la situación como “muy mala”.

Si se analiza la evolución de este indicador se encuentra que en el mes de julio (antes de los anuncios económicos) 46% de los venezolanos calificaba como “muy mala” la situación del país. Un mes después del “paquetazo” de Maduro solo 29% de los ciudadanos ve la situación como “muy mala”.

Una percepción similar se encuentra si se analiza la situación personal de los ciudadanos. Solo 14% de los ciudadanos dicen que su situación personal es “muy mala”, algo que no ocurría desde hace 2 años. En concreto, antes de los anuncios económicos 25% de los venezolanos describía su situación personal como “muy mala”.

Según el estudio de Ratio-UCAB, 36% de los venezolanos se autodefinen como independientes, mientras 30,9% aseguran que están a favor de la oposición y 32,5% dice ser chavista.

La ausencia de una narrativa distinta a la oficial provoca que 25% crea que las medidas resolverán los problemas de escasez y 23% sostenga que acabarán con la hiperinflación.

Incluso, las colas y el desabastecimiento de los productos cuyos precios fueron regulados por Maduro dentro de su paquetazo son insuficientes para que la mayoría de los ciudadanos identifiquen el origen del problema.

Según el estudio de Ratio-UCAB, 56% de los venezolanos creen que las colas y la escasez son consecuencia de acciones deliberadas de los comerciantes que esconden los productos. Apenas 17% piensa que el problema se origina porque los precios de los productos están por debajo de los costos de producción.

El estudio además ratifica los hallazgos publicados anteriormente por DIARIO LAS AMÉRICAS: 71% de los venezolanos reconoce tener el carnet de la patria, mientras 23% de los ciudadanos (que aún no lo tramitan) reconocen que están evaluando la posibilidad de registrarse para obtener este documento que les dará acceso a comida y gasolina subsidiada.

Para los investigadores de la UCAB el resultado de su estudio demuestra que "un porcentaje importante de venezolanos sólo reciben, ven y oyen la propaganda del gobierno. Nadie más le está hablando. Hay un solo actor en escena".

[1] Estudio telefónico realizado por More Consulting con una muestra aleatoria de 1.361 casos, margen de error ±2,66% desde el 23 al 29 de agosto de 2018, respetando los pesos por regiones, género y rangos de edad del registro electoral a nivel nacional.

[2] El estudio de Ratio-UCAB se realizó entre el 3 y 14 de septiembre. Tiene representatividad nacional. Se realizaron 1.055 entrevistas telefónicas para un nivel de confianza de 96% y un margen de error de +/-4

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está usted de acuerdo con un "alcalde fuerte" para la ciudad de Miami?

SI
NO
NO SÉ
ver resultados

Las Más Leídas