Misión de la OIT visitará Venezuela ante denuncias de falta de diálogo social
La misión está prevista que haga su viaje a Venezuela en enero de 2018

CARACAS.- La Organización Internacional del Trabajo (OIT) decidió este jueves a través de su consejo de administración enviar una misión a Venezuela para investigar las supuestas violaciones del Gobierno a los convenios sobre el diálogo social que denuncian entidades del país caribeño como la patronal Fedecámaras.

La decisión fue tomada a petición del Grupo de Lima, formado por 12 países de América para tratar la crisis que vive Venezuela, que estuvo liderado por Argentina en esta iniciativa en la sede de la OIT en Ginebra (Suiza), informó Fedecámaras en un comunicado.

La misión está prevista que haga su viaje a Venezuela en enero de 2018, y tendrá como objetivo recabar información de los distintos actores sociales -sindicatos y patronal entre ellos- sobre la actitud del Gobierno en cuestiones de interés económico y salarial que afectan a los trabajadores.

"Es hora de acometer un verdadero diálogo social (...) sin temas políticos, enfocados en la reactivación del aparato productivo, el abordaje estructural de la inflación, la recuperación del poder adquisitivo del salario y el respeto a la libre iniciativa empresarial", se lee en el texto de la patronal.

Fedecámaras ha alzado la voz en varias ocasiones en la OIT ante la falta de diálogo por parte del Gobierno chavista en Venezuela. Según la patronal, más de la mitad de las 12.000 empresas que había en el país han cerrado sus puertas en los últimos años debido a las políticas de control de precios y de cambio y las expropiaciones.

La mayor patronal del país petrolero ha recriminado al Gobierno haber realizado sus constantes subidas de sueldo mínimo -cinco solo en lo que va de año y más de 40 desde que comenzara en 1999 la Revolución Bolivariana- sin consultas con la patronal y los sindicatos.

Según datos de firmas de análisis económico, la nación suramericana entró el pasado mes de octubre en hiperinflación al registrar por primera vez en su historia una inflación superior al 50 %.

Los venezolanos sufren una grave crisis económica y humanitaria marcada por la escasez de alimentos, medicamentos y otros productos básicos y la caída estrepitosa del bolívar respecto al dólar en el mercado paralelo al oficial.