Pence llega a Guatemala para tratar la migración de Centroamérica
28 de junio de 2018 - 18:06
Pence, acompañado de su esposa, Karen Sue Pence, y su comitiva, llegó a la Fuerza Aérea Guatemalteca a bordo del Air Force 2 y ahí fue recibido por el vicecanciller de Guatemala, Pablo García, y el embajador de Estados Unidos en el país centroamericano, Luis Arreaga

GUATEMALA.- El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, llegó este miércoles a Guatemala para reunirse con los presidentes del Triángulo Norte de Centroamérica y abordar la situación migratoria irregular hacia suelo estadounidense.

Pence, acompañado de su esposa, Karen Sue Pence, y su comitiva, llegó a la Fuerza Aérea Guatemalteca a bordo del Air Force 2 y ahí fue recibido por el vicecanciller de Guatemala, Pablo García, y el embajador de Estados Unidos en el país centroamericano, Luis Arreaga.

Guatemala amaneció este jueves rodeada de un fuerte dispositivo de seguridad, compuesto por agentes de la Policía Nacional Civil, soldados del Ejército y personal de la Secretaría de Asuntos Administrativos y de Seguridad de la Presidencia, que cerraron varias calles y supervisaron los espacios públicos alrededor del Palacio Nacional de la Cultura, donde se celebrará la reunión.

Pence, que visita por primera vez Guatemala desde que está en el cargo, se reunirá con los presidentes del Triángulo Norte de Centroamérica: Juan Orlando Hernández (Honduras), Salvador Sánchez Cerén (El Salvador) y el anfitrión Jimmy Morales (Guatemala).

Con ellos abordará, principalmente, temas migratorios, pues el Triángulo Norte de Centroamérica es una de las zonas más peligrosas del mundo y foco de gran parte de los migrantes que buscan su "sueño americano" en Estados Unidos huyendo de la violencia y la pobreza.

El vicepresidente estadounidense estará acompañado en la reunión por la secretaria de Seguridad Nacional de EE.UU., Kirstjen Nielsen, quien llegó unos minutos antes y es responsable de inmigración y fue objeto de críticas por la separación de niños de sus padres registrada en la frontera estadounidense con México desde abril y hasta la semana pasada.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, firmó la semana pasada un decreto que ordenaba el fin de la división de las familias, pero estableció que a partir de ahora los menores deberán ser encerrados con sus padres mientras estos se enfrentan al proceso para ser deportados.

Hasta ahora, las autoridades han reunido con sus familiares a al menos 522 niños inmigrantes, aunque 2.053 menores siguen bajo custodia de las autoridades, según datos publicados el sábado por el Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU.

Muchos de esos menores proceden de Guatemala, Honduras y El Salvador, cuyos Gobiernos han condenado la separación de las familias y han criticado la política de "tolerancia cero" hacia la inmigración ilegal, que lleva a procesar criminalmente a los indocumentados y originó el problema de las divisiones familiares.

La visita de Pence a Guatemala, país que le ha pedido a Estados Unidos el Estatus de Protección Temporal (TPS) para sus migrantes por la erupción del volcán de Fuego, pone fin a una gira latinoamericana que comenzó el martes en Brasilia y que le llevó este miércoles a Ecuador.