Este 8 de junio, un grupo de 574 ciudadanos, activistas, representantes de organizaciones y proyectos de la sociedad civil independiente, líderes de opinión y voceros de movimientos sindicales de Cuba, entre otros, pidieron a varios representantes de la Organización de Naciones Unidas ( ONU) tener en cuenta la represión en la Isla, así como el irrespeto a las leyes y las libertades individuales, a la hora de votar por la inclusión o no del régimen cubano en el Consejo de Derechos Humanos.

Los firmantes enviaron una carta abierta a Michelle Bachelet, la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, y a Tijjani Mohammad Bande, presidente electo de la Asamblea General de las Naciones Unidas, en la cual expresan su preocupación por que “Estados decididamente autocráticos como los de Arabia Saudita, Rusia y Cuba puedan entrar, y en el caso nuestro regresar, a un asiento en el Consejo de Derechos Humanos”.

Te puede interesar

La carta abierta, titulada “Las Naciones Unidas para los derechos, no para los autócratas”, señala que la entrada de estos gobiernos al Consejo de Derechos Humanos de la ONU se alinearía con el papel de Venezuela en ese organismo y “la cortina expansiva de China, que ahora mismo está atacando con más fuerza las libertades civiles en Hong Kong”.

“Nosotros creemos firmemente que las Naciones Unidas de hoy deben ser para los derechos, no para los autócratas”, destacaron los más de medio millar de firmantes.

De acuerdo con el texto, resulta un imperativo reformar los criterios y mecanismos electivos para formar parte del Consejo de Derechos Humanos.

“No puede ser que gobiernos que, como el cubano, se niegan a ratificar los Pactos de Derechos Civiles y Políticos, Económicos, Sociales y Culturales, puedan optar mecánica y temporalmente por un asiento en un tribunal que analiza y juzga la ejemplaridad en el comportamiento de los derechos humanos en todas las naciones”.

Asimismo, la carta critica que se siga ignorando y negando las voces de la sociedad civil y la ciudadanía a la hora de elegir a los Estados que las representan en el Consejo de Derechos Humanos.

“No puede ser que gobiernos que eligen quebrar su propia arquitectura constitucional puedan optar en principio para ser elegidos en órganos internacionales que promueven, respaldan y protegen todos los derechos para todas las personas”, especifica el documento.

Para los firmantes, Cuba ha elegido llevar adelante un “Estado social fallido” mediante “una guerra civil legal contra la sociedad” basada en “decretos que limitan la libre creación artística y de bienes (…) que atacan las libertades de expresión, de reunión, de asociación y de manifestación, y que sancionan el ejercicio de ciertos derechos civiles y políticos reconocidos en la Constitución”.

Por tales motivos, los firmantes piden a la Asamblea General de la ONU y a la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos que reclamen públicamente al Gobierno cubano el respeto íntegro por la Constitución vigente y la ratificación de los pactos internacionales de derechos.

Además, solicitan a los distintos bloques de países que votan para elegir a los miembros del Consejo de Derechos Humanos que abran o fortalezcan la comunicación con organizaciones de la sociedad civil de Cuba dedicadas a temas de derechos humanos o constitucionales.

Por último, piden a la sociedad civil internacional y a organizaciones regionales y nacionales sensibilizadas con los derechos humanos que respalden y apoyen los esfuerzos del pueblo de Cuba para potenciar su voz en órganos decisorios de la ONU.

El texto también recuerda que se trata de la segunda carta abierta enviada a Bachelet. Hace casi un año que más de 2000 ciudadanos de dentro y fuera de la Isla enviaron una invitación a la Alta Comisionada de Derechos Humanos para que visitara el país y “constatara de primera mano el comportamiento de las autoridades cubanas en materia constitucional y de derechos humanos”.

Un año y dos meses después de aprobada la nueva Carta Magna de Cuba, “el Gobierno no respeta ninguno de los artículos que tienen que ver con los derechos y garantías ciudadanos”, le recuerdan los firmantes a Bachelet.

En octubre de 2020, mediante votación el régimen de la Isla intentará ocupar por tercera vez un asiento en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU. “Y ese no es un asiento que merezca el Gobierno cubano”, apuntan los 574 firmantes.

Las personas que deseen suscribir el documento enviado a Naciones Unidas deben acceder a la web http://chng.it/SGd4hknmdn.

FUENTE: CUBANET

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Ante la nueva ola de COVID-19, el condado Miami-Dade ha vuelto a cerrar los restaurantes, salones de fiesta y gimnasios... ¿De quién es la responsabilidad?

De las autoridades, que no han sabido controlar la situación
De los jóvenes, que no toman medidas y propagan la enfermedad
De todos, porque no hemos entendido que prevenir es la solución
De los negocios, que con tal de vender, no cumplen las medidas sanitarias
ver resultados

Las Más Leídas