CARACAS.- El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) del régimen de Nicolás Maduro aseguró este miércoles que EEUU busca que la corte "se ponga al margen de la democracia" y "propicie un golpe de Estado" al amenazar a la entidad con ser sancionada.

"Denunciamos ante el país y la comunidad internacional que los EEUU intentan con este ultimátum que el poder judicial venezolano se ponga al margen de la democracia y propicie un golpe de Estado", dijo el presidente del TSJ chavista, Maikel Moreno, al leer un comunicado en nombre del alto tribunal.

Te puede interesar

El vicepresidente de EEUU, Mike Pence, anunció este martes que su Gobierno levantó las sanciones impuestas a un general venezolano que rompió con el chavismo y confió en que su mensaje "aliente a otros" militares "a seguir ese ejemplo", si bien amenazó con ampliar las sanciones al TSJ "si no vuelve a su mandato constitucional" y respalda al presidente encargado, Juan Guaidó.

Las sanciones levantadas pesaban sobre el general Manuel Ricardo Cristopher Figuera, quien hasta el 30 de abril dirigía el Servicio de Inteligencia (Sebin).

Ese día, el dictador Maduro relegó al general Figuera tras el fallido levantamiento militar que lideró Guaidó, reconocido como presidente encargado del país por EEUU y más de 50 naciones.

Pence confió en que el anuncio "aliente a otros" militares venezolanos "a seguir el ejemplo del general" Figuera, y prometió que EEUU "considerará un alivio de sanciones a todos aquellos que decidan defender la Constitución" y romper con Maduro.

"Rechazamos de forma categórica la amenaza formulada por el señor Mike Pence (...) que pretende someter a las altas autoridades judiciales venezolanas a amenaza que son violatorias de los principios de independencia, autodeterminación y soberanía", sostuvo Moreno en respuesta al vicepresidente de EEUU.

En este sentido, hizo hincapié en que lo que busca "de manera infame y extorsiva" es "abiertamente contrario a la Constitución, la ley y el respeto por el Estado de Derecho.

Además, consideró que "propone a los legítimos y altos administradores de justicia de Venezuela ponerse al margen de la Constitución como norma suprema" con el objetivo de que se pongan "al servicio de los intereses" de la Casa Blanca.

Por todo ello, consideró que la declaración de Pence "viola las normas y principios del derecho internacional que rigen las relaciones entre naciones civilizadas".

Finalmente, ratificó en nombre del TSJ "su apego a la Constitución, la ley y la correcta administración de justicia para cumplir y hacerla cumplir (la Constitución) como norma suprema del Estado".

El TSJ legítimo de Venezuela, contrario a lo que defiende Moreno, está radicado en el exilio luego de que el régimen de Maduro obligara a los magistrados democráticamente electos a emigrar del país. El "poder judicial" que él representa, sirve únicamente a los intereses del oficialismo, por el que fue nombrado.

El enviado de EEUU para Venezuela, Elliott Abrams, dijo en una reciente entrevista con Efe que quienes supuestamente estaban negociando con la oposición la salida de Maduro habían "apagado sus celulares" tras el levantamiento militar del pasado 30 de abril.

En concreto, expresó su frustración con tres figuras clave del chavismo, entre ellas el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, que supuestamente habían negociado durante meses con la oposición para dar la espalda a Maduro y apoyar a Guaidó.

Según EEUU, también formaron parte de esas conversaciones el presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Maikel Moreno, y el comandante de la Guardia de Honor Presidencial y de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), Iván Rafael Hernández Dala.

FUENTE: Con información de EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Considera que el régimen cubano está relacionado con la droga hallada en Panamá dentro de unos contenedores con destino a Turquía?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas