POR LAURA POSADA

A pesar de los esfuerzos por prevenirlo y de que hay más conciencia al respecto en los últimos tiempos, el bullying, o acoso escolar, es muy frecuente en las escuelas, sobre todo a partir de la primaria. Nos referimos al maltrato físico, verbal o psicológico que sufren algunos niños por parte de sus compañeros. Es una situación alarmante y triste, sobre todo porque puede causar en la víctima traumas psicológicos y emocionales que pueden durarle mucho tiempo, e incluso marcar su vida.

Además, hay que considerar que detrás del acosador también hay serios problemas familiares, psicológicos, emocionales y sociales que se deben resolver. Tanto la víctima como el acosador necesitan ayuda. Aquí te doy algunas claves para saber si tu hijo está sufriendo bullying y qué puedes hacer al respecto.

Cuando un niño está sufriendo bullying tiene cambios notables en su conducta: Debes estar atenta a las siguientes señales; no desea ir a la escuela y se inventa excusas para faltar, incluso fingiendo enfermedades; cuando se acaba el horario escolar sale de último para ir solo; en casa evade el tema de lo que sucede en la escuela; se le nota triste y con cambios en el estado de ánimo; reacciona con enojo o rabia en ocasiones; tiene síntomas físicos como vómitos, pérdida del apetito o pesadillas; muestra baja autoestima; sufre de ansiedad, nerviosismo o pánico; busca amigos de menor edad con los que se siente más seguro; comienza a bajar su rendimiento académico; pide dinero sin explicar para qué; se le pierden útiles escolares u objetos personales.

Habla con tu hijo y hazle saber que puede confiar en ti: Por lo general, a los niños que sufren acoso escolar les da vergüenza o miedo contarlo. Es importante que hables con él/ella para confirmarlo. Dile que estás para apoyarlo y que harás lo que puedas para ayudarlo. No lo presiones demasiado, pero trata de que te dé toda la información posible, el nombre del acosador, las circunstancias en que ocurre el acoso y lo que ha sucedido.

Si confirmas que tu hijo está sufriendo de bullying, repórtalo directamente con el director de la escuela y habla con sus docentes: Es fundamental que en la escuela conozcan la situación y que hagan un plan de acción conjunto para evitar que siga ocurriendo. Monitorea de cerca la situación y reúnete con las autoridades escolares para ver los resultados. Si es necesario, lleva a tu hijo a un psicólogo infantil para abordar cualquier trauma que pueda tener y darle herramientas para defenderse de forma eficaz.

@PosadaLifeCoach

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está usted de acuerdo con un "alcalde fuerte" para la ciudad de Miami?

SI
NO
NO SÉ
ver resultados

Las Más Leídas