MADRID.- Estas fueron las claves de la primera derrota en la Liga de Campeones del Real Madrid, en el estadio Luzhnikí ante el CSKA Moscú en la segunda jornada.

1. Más de cinco horas sin marcar

La ausencia de un sustituto de renombre para Cristiano Ronaldo empuja al Real Madrid a una crisis goleadora que era previsible. Karim Benzema nunca fue un matador y Gareth Bale no asegura presencia en todos los partidos por sus problemas musculares. El peligro en el área solo lo asegura Mariano y aún no ha sido titular en ningún partido. Un total de 319 minutos sin hacer gol condenan al Real Madrid a su peor racha en once años, desde que lo entrenaba Fabio Capello, y le empuja a una crisis de resultados.

Embed

2. El bajón de Marco Asensio y Benzema

En cuanto la brillantez y el desequilibrio de Marco Asensio se ha rebajado, el Real Madrid lo ha acusado en su juego. Es el momento de dar el salto de calidad y asumir liderazgo, pero toda la responsabilidad no puede caer en un jugador de 22 años. Benzema demuestra que su inicio goleador de curso, con dos dobletes, fue un espejismo y aunque en Moscú dejó algún remate, no es un delantero que le guste instalarse en área rival, fijar centrales, ni atacar centros laterales. Necesita la compañía de otro punto y eso solo llega con un cambio de sistema de Lopetegui.

3. Ante las bajas, rotación con Modric

Un solo partido entero ha jugado en toda la temporada Luka Modric que no está teniendo los minutos que desea. Ante las bajas claves de jugadores como Sergio Ramos, Marcelo, Isco y Bale, Lopetegui decidió sentar al croata y perdió un referente en la construcción del juego. A su equipo le faltó brillantez, fue todo voluntad pero previsible ante un CSKA bien ordenado. Tocó demasiado por dentro y corrió pocos riesgos por fuera, con Lucas Vázquez sin confianza por su falta de minutos y apenas una acción de desborde en el primer acto. Cuando a la desesperada buscó centros laterales, encontró el peligro en remates de Mariano, que una vez más salió a comerse el césped.

Embed

4. Un error que costó carísimo

Comienza los partidos poco enchufado el Real Madrid, que a domicilio suele empezar a remolque con errores como el de Kroos por falta de tensión competitiva. Su irresponsabilidad, con un golpeo de riesgo en zona de peligro, acabó convirtiéndose en una asistencia de gol al rival. Faltó agresividad en la faceta defensiva, añorando más que nunca el liderazgo de Sergio Ramos y con inestabilidad ante rivales de una entidad menor que pusieron en aprietos a Keylor Navas en más de una acción.

Embed

5. Plaga de lesiones

Por si fuera poco con lo que tenía, Lopetegui perdió en el primer acto a Dani Carvajal, que acababa de regresar superada una sobrecarga muscular. Las lesiones se están cebando con el Real Madrid. Sin Isco por una apendicitis y con problemas musculares de Marcelo, Sergio Ramos y Gareth Bale. El campeón de Europa buscó la remontada en un estadio que ya es maldito en su historia, sin sus laterales titulares, el jefe de la zaga, la magia de Isco y la pegada de Bale. Demasiados condicionantes para una plantilla que ha rebajado su calidad respecto a los dos últimos cursos.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el chavismo es responsable del grave daño ecológico que se ha expandido desde el Arco Minero a gran parte de la región?

Las Más Leídas