"Soy la primera dama" de EEUU, la polémica entre Ivana y Melania Trump
En el marco de las entrevistas concedidas para promocionar un libro autobiográfico, Ivana Trump aseguró que mantiene un contacto muy fluido con el presidente de EEUU y aludió a su condición de primera esposa como mérito para llamarse también "primera dama"

WASHINGTON.- La primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, respondió este lunes a las controvertidas declaraciones hechas por Ivana Trump, la exesposa del presidente de los EEUU, quien aseguró tener contacto fluido con el Presidente y se atribuyó bromeando el título de "primera dama" del país.

En el marco de las entrevistas concedidas para promocionar un libro autobiográfico, Ivana dijo que hablaba por teléfono con Donald Trump cada dos semanas y que tenía un "número directo" para comunicarse con la Casa Blanca.

"En realidad, no quiero llamarlo allí, porque está Melania. No quiero ponerla celosa ni nada por el estilo, ya que básicamente soy la primera esposa de Trump. ¿Cierto? Soy la primera dama", dijo.

Ivana consideró que "debe ser terrible" estar en Washington y mostró su satisfacción por el hecho de que sea Melania la que tiene que ocupar ese lugar.

"¿Puedo dar un discurso de 45 minutos sin un telepromter? Absolutamente. ¿Puedo leer un contrato? ¿Puedo negociar? ¿Puedo entretener? Absolutamente. Pero realmente no me gustaría estar allí. Me gusta mi libertad", afirmó.

Ante las referencias de la primera esposa del Presidente, una portavoz de la Primera Dama, Melania, dijo en su nombre que ella "ama vivir en Washington" y que "ha hecho de la Casa Blanca un hogar para (su hijo) Barron y el Presidente".

Apuntó además que Melania "planea usar su título y cargo para ayudar a los niños, no para vender libros. Claramente no hay sustento para una declaración heca por una ex", indica el comunicado, que además apunta: "Desafortunadamente es solo un intento de llamar la atención y hacer ruido".

Ivana Trump se casó con Donald Trump en 1977 y es madre de sus tres hijos mayores, Donald Jr., Ivanka y Eric. La pareja se divorció en 1992 tras el affair que él sostuvo con quien sería luego su segunda esposa, Marla Maples. Trump se casó finalmente con Melania en 2005.