Embed

MIAMI.- Cody Weddle, el periodista freelance del canal de televisión Local 10 de Miami detenido este miércoles en Caracas por la contrainteligencia militar venezolana, llegó este jueves deportado a esta ciudad del sur de Florida.

Te puede interesar

Weddle arribó a Miami en un avión comercial después de que funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) allanasen a primera hora de este miércoles la vivienda del reportero y se lo llevaran para interrogarle.

Junto con Weddle fue detenidoel venezolano Carlos Camacho, asistente del corresponsal estadounidense, quien también fue dejado en libertad el mismo miércoles por los funcionarios del régimen de Nicolás Maduro.

El periodista estadounidense ofreció declaraciones a la salida de inmigración en el aeropuerto de Miami, donde aseguró que los funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar, DGCIM, buscaban información sobre militares, policías y oficiales de alto rango, tras un trabajo que él realizó días antes sobre el ambiente que reina en las fuerzas de seguridad del Estado.

“Estaban interesados en una noticia que hice hace unas semanas del ambiente en las fuerzas de seguridad. Me preguntaban si conocía a generales, a policías. Quiénes eran. Quiénes eran los cinco generales a quien había entrevistado en La Guaira. Pero yo no hice una noticia de cinco generales”.

Aseguró que los funcionarios lo grabaron y le hicieron preguntas políticas sobre la legitimidad de Nicolás Maduro, o la legalidad de la juramentación de Juan Guaidó como presidente encargado. “Me dijeron: Ahora nosotros somos los periodistas. Y me preguntaron sobre política. Pero yo solo respondí con sí y no. Seguramente ese video lo editarán para publicarlo”.

Durante su encuentro con la prensa, el corresponsal de Local 10, aseguró que mientras estaba en el interrogatorio no sintió miedo, pero pensó que a lo mejor lo dejaban detenido. “No sabía si la gente estaba enterada de mi detención. Solo había tres testigos cuando me detuvieron y no sabía si ya se conocía la noticia y si había salido en las redes sociales. Cuando las cosas se conocen en las redes sociales a ellos les molesta. Me amenazaron que me podían meter preso. Que lo que yo hago es un delito en Venezuela”.

Informó que tras un largo interrogatorio fue trasladado hasta el Aeropuerto Internacional de Maiquetía para ser deportado. “Íbamos cuatro en la camioneta. Uno de los funcionarios estaba pendiente de los motorizados y llevaba un arma. Llegamos al aeropuerto y esperamos como media hora. Creo que fue mientras ellos resolvían lo del boleto. Luego me ingresaron a inmigración y allí esperé hasta que me monté en el avión”.

Al ser preguntando sobre si recibió trato cruel, Weddle aseguró que no, sólo le dijeron que era un mercenario, "un mercenario del imperialismo y que ellos entendían que yo obedecía a esos intereses". También uno de los hombres que lo detuvo comenzó a hablar de política nacional.

A Weddle le revisaron las computadoras, el celular, los discos duros. Buscaron la información que necesitaban y se los devolvieron, pero no le permitieron regresar a su casa, donde vive desde hace cinco años, por lo que afirma que quiere volver a Venezuela donde ha hecho su vida.

Llegar a casa

El periodista dijo al canal de televisión que estuvo detenido durante varias horas solo y con un pasamontañas de esquí que le cubría la cara.

El periodista estadounidense no sufrió heridas, pero denunció que estuvo sin comida ni agua durante el interrogatorio.

"Quedó claro que no les gustaron mis reportes", dijo Weddle al periodista Louis Aguirre, de Local 10 News, para agregar: "Estaban interesados en una historia que hice sobre el ambiente actual en las Fuerzas Armadas" venezolanas.

"Le damos la bienvenida al reportero de casa Cody Weddle, después de su terrible experiencia en Venezuela", dijo en un comunicado el presidente y gerente general de WPLG, E.R. Bert Medina.

Medina resaltó que Cody "ha vivido y trabajado legalmente en Venezuela durante casi cinco años (...) y ha realizado un excelente trabajo para informar a los espectadores del sur de Florida sobre la creciente crisis en Venezuela".

El gerente general del canal calificó a Weddle de periodista "justo, imparcial y profesional" y lamentó que un reportero sea "expulsado de un país por decir la verdad".

Pese a que Cody ha sido expulsado de Venezuela, "nuestros televidentes pueden estar seguros de que no dejaremos de cubrir esta historia", aseguró Medina.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), que condenó este miércoles la detención de Weddle y Camacho, y exigió la inmediata liberación de ambos, denunció el aumento de la represión contra la prensa en los últimos meses en Venezuela.

Según la organización Espacio Público, unos 49 reporteros han sido detenidos brevemente este año y 7 fueron deportados.

Embed

FUENTE: Con información de EFE/ EBD

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la actuación de la comunidad internacional en el caso venezolano ha sido acertada?

Sí, no se le puede pedir más
Sí, pero falta aumentar la presión contra la dictadura
No, ha sido insuficiente
No, no debe meterse en los asuntos de los venezolanos
ver resultados

Las Más Leídas