El Artículo se refiere principalmente a Antonio Gebran Frangie, quien “habría solicitado protección (del gobierno estadounidense) bajo el supuesto de ser un perseguido político de Hugo Chávez” y “sobre quien pesa una orden de arresto en Venezuela, acusado de ser testaferro del capo colombiano ´Loco Barrera´”.

En sus sesenta párrafos, el Artículo menciona a otras personas que se entenderían relacionadas, directa o indirectamente, con Antonio Gebran Frangie. De estos sesenta párrafos, en solo cuatro se menciona a Samark López Bello (“López Bello”). Los mismos, textualmente, indican:

  1. Agentes de la Administración para el Control de Drogas (DEA) y fiscales de Miami estarían investigando los vínculos que Gebran pudo haber tenido con el exvicepresidente de Venezuela Tareck el Aissami y con uno de sus testaferros, el empresario Samark López Bello”.

  2. En enero de 2017, el Departamento del Tesoro sancionó a El Aissami por ´brindar asistencia para el tráfico de drogas´ en conexión con poderosos capos internacionales, entre ellos el ´Loco Barrera´. López Bello también entró en esa lista como ´testaferro´ del vicepresidente”.

  3. Los fiscales de Miami poseerían pruebas y testimonios según los cuales Gebran habría movido enormes cantidades de dinero a través de diferentes compañías, bancos y ´holdings´, usando a López Bello para llevar a cabo varias operaciones. Una de las empresas clave sería Yakima Oil Company, establecida en Panamá y el Reino Unido y que fue sancionada por el Departamento del Tesoro en 2017”.

  4. “´En los registros de Yakima Oil Company no figura Gebran, aunque para las operaciones no fue necesario aparecer en ellas, ya que se usaron otras compañías que indirectamente trabajan con las empresas de López, manejando solo dinero en efectivo, que muchas veces era llevado en aviones hasta Venezuela bajo resguardo de Gebran´, indicó uno de los testimonios de una fuente que prefirió el anonimato por seguridad”.

En los restantes 56 párrafos del Artículo no mencionan a López Bello.

En fecha 27 de septiembre de 2018, esta Dirección recibió una carta, dirigida al autor del Artículo, por el abogado Jeffrey M. Kolansky, actuando como abogado de López Bello, donde señala lo siguiente:

  1. Por favor, tenga en cuenta que el abajo firmante representa a Samark López Bello (´Sr. López”). Esta carta es escrita en respuesta a su artículo titulado ´Antiguo Aliado del Chavismo habría pedido refugio en Miami´ de fecha septiembre 11 de 2018, publicado en Diario Las Américas. Su articulo se refiere a una supuesta investigación conducida por Diario Las Américas del Sr. López”. El original en ingles, reza: “Please be aware that the undersigned represents Samark Lopez Bello (´Mr. Lopez´). This letter is written in response to your article entitled ´Antiguo aliado de! chavismo habria pedido refugio en Miami´ dated September 11, 2018 published in Diario Las Americas. Your article refers to an alleged investigation conducted by Diario Las Americas of Mr. Lopez.

  2. Además, indica la comunicación del abogado, que “Por favor, tenga presente que el Sr. López categóricamente niega haber tenido contacto alguno con, o conocer a un individuo llamado Antonio Gebran Frangie. Adicionalmente, Yakima Oil Trading Corporation (´Yakima´) no tuvo negocios con este individuo; de hecho, Yakima no tenía individuos como clientes. Yakima sólo tuvo dos clientes institucionales en el sector de petróleo, cuyas oficinas principales se encuentran en Estados Unidos. Yakima fue formada en mayo de 2014, por lo que sus alegatos sin fundamento sobre la participación de Yakima en transacciones con efectivo antes de esta fecha son descuidadas, maliciosas e infundadas”. El original en ingles, reza: “Please be aware that Mr. Lopez categorically denies all allegations made against him in your publication. Mr. Lopez further denies having any contact with or knowing any individual named Antonio Gebran Frangie. Additionally, Yakima Oil Trading Corporation ("Yakima") did not conduct business with this individual; in fact, Yakima had no individuals as clients. Rather, Yakima only had two institutional clients within the oil sector which were headquartered in the United States. Yakima was first formed in May of 2014; thus, your baseless allegations that Yakima was involved in cash transactions prior to this date are reckless, salacious and unfounded.

  3. Finalmente, la carta del representante de Samark López indica “Dadas sus falsas afirmaciones, solicitamos que de manera inmediata remueva su artículo de la publicación y que emita una disculpa pública al Sr. López a ser publicada dentro de los 10 días de la fecha de esta carta. En caso de no cumplir con esta solicitud, agotaremos los remedios legales disponibles para el Sr. López”. El original de este último párrafo en Inglés, lee: “Given your untrue allegations, we demand that you immediately remove your article from publication, and that you issue a timely and public apology to Mr. Lopez published by Diario Las Americas within 10 days of the date of this letter. Should you fail to comply with our demand, we will exhaust any and all legal remedies available to Mr. Lopez.

Ante las afirmaciones contenidas en la carta del representante de López Bello, al igual que ante sus amenazas de ejercer acciones legales, varias son las precisiones que creemos conveniente efectuar:

En primer lugar, el Artículo no se refiere a una supuesta investigación llevada a cabo por Diario Las Américas, sobre López Bello. El artículo -recordamos nuevamente, de sesenta párrafos- hace solo cuatro menciones marginales a López Bello.

En segundo lugar, la empresa a la que se refiere el abogado en su carta (Yakima Oil Trading Corporation) no aparece siquiera mencionada en el Artículo.

En tercer lugar, cabe mencionar lo que, en el año 2017, publicó el Departamento del Tesoro sobre López Bello y su grupo empresarial:

“López Bello es un intermediario clave para El Aissami y en esa capacidad, lava dinero proveniente de droga. López Bello es usado por El Aissami para comprar ciertos activos. Él también maneja negocios y asuntos financieros para El Aissami, generando un provecho significativo como resultado de la actividad ilegal que beneficia a El Aissami”.

“López Bello supervisa una red internacional de petróleo, distribución, ingeniería, telecomunicaciones y compañías tenedoras de activos: Alfa One, C.A. (Venezuela), Grupo Sahect, C.A. (Venezuela), MFAA Holdings Limited (Islas Vírgenes Británicas), Profit Corporation, C.A. (Venezuela), Servicios Tecnologicos Industriales, C.A. (Venezuela), SMT Tecnologia, C.A. (Venezuela), y Yakima Trading Corporation (Panama). Otra entidad, Yakima Oil Trading, LLP (United Kingdom), es poseída, controlada o dirigida por, o actuante en nombre de Yakima Trading Corporation (Panama). Profit Corporation, C.A. y SMT Tecnologia, C.A. tienen contratos con el gobierno venezolano. Entre el 2009 y el 2010, Grupo Sahect C.A. proveyó servicios de almacenamiento y transporte para la agencia del gobierno venezolano llamada Productora y Distribuidora de Alimentos, S.A. (PDVAL)”.

El siguiente infograma preparado por el Departamento del Tesoro es también de interés para entender esta conexión:

https://www.treasury.gov/resource-center/sanctions/Programs/Documents/20170213_el_aissami_lopez_bello_network.pdf

En cuarto lugar, el Artículo en ningún momento señaló el contexto temporal en el cual habrían ocurrido las transacciones en él señaladas, por tanto, la fecha de formación de la empresa a la que se refirió el abogado es irrelevante y mal puede servir para apoyar la caracterización que éste hizo de las afirmaciones contenidas en el Artículo como “descuidadas, maliciosas e infundadas”.

Finalmente, esta Dirección considera pertinente aclarar que el Artículo se refirió a investigaciones que estarían en curso, por parte de la DEA y la fiscalía de Miami. Estas investigaciones incluirían, entre otras personas, a Antonio Gebran Frangie, Tareck El Aissami y López Bello.

El compromiso de Diario Las Américas es siempre con la verdad y con el pueblo venezolano que se ve, cada día más, azotado y sumido en la pobreza debido, en gran parte, a la profunda corrupción de sus funcionarios públicos quienes, ayudados por individuos que pretenden permanecer en el anonimato, han quebrado económicamente a una nación.

Es por lo anterior que terminamos este artículo haciendo una invitación pública a todas las partes interesadas a suministrarnos las pruebas que, en uno u otro sentido, tengan sobre este asunto. Prometemos publicar las informaciones que, con pruebas creíbles para esta Redacción, nos sean remitidas.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario