CIUDAD DE MÉXICO — Lo que realmente interesa a las autoridades de Estados Unidos de uno de los hijos del capo del narcotráfico Joaquín "El Chapo" Guzmán, ahora preso, es combatir su negocio del fentanilo, señalaron el viernes funcionarios de seguridad mexicanos.

Ovidio Guzmán López fue acusado en una corte federal estadounidense de cargos de tráfico de cocaína, metanfetaminas y marihuana. En la formulación de cargos no se mencionó el opioide sintético que asola las comunidades de Estados Unidos.

Te puede interesar

Sin embargo, el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, afirmó que “una de las razones precisamente del interés norteamericano y del sustento de la orden de extradición es precisamente la vinculación de este presunto delincuente con la introducción de fentanilo a Estados Unidos”.

Durazo agregó que México está cooperando con varios países y agencias a fin de comprender el creciente rol del país en el tráfico internacional de fentanilo.

El miércoles, el secretario de Defensa, Luis Cresencio Sandoval, se refirió a Guzmán al decir que “este presunto delincuente es de los principales que mueven drogas a los Estados Unidos en el ámbito de metanfetaminas y fentanilo”.

El 17 de octubre, las fuerzas de seguridad mexicanas capturaron y poco después liberaron a Ovidio Guzmán en un operativo fallido. Trece personas murieron en enfrentamientos en diferentes puntos de Culiacán.

Dos laboratorios clandestinos de fentanilo han sido encontrados en el área de Culiacán en este año, uno en abril y el último de ellos en agosto.

Gran parte del fentanilo en Estados Unidos proviene de China, pero es compactado en forma de píldoras en México, antes de ser trasladadas ilícitamente a Estados Unidos. La aparición relativamente reciente de laboratorios sugiere que los cárteles están importando los químicos precursores para luego producir el fentanilo ellos mismos.

En septiembre, personal de la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés) acompañaron a funcionarios policiales federales, estatales y municipales de Alabama en un viaje “encubierto” de investigación a Culiacán. Un comunicado emitido por la DEA días después subrayó que “los márgenes de ganancias por el fentanilo y las metanfetaminas están impulsando el tráfico de drogas de los cárteles”.

El viernes, el secretario de Marina de México, José Rafael Ojeda, confirmó que la Armada mexicana había trasladado a los estadounidenses a Culiacán a bordo de uno de sus helicópteros. Aunque reconoció que el fentanilo suele llegar a México procedente de China, sostuvo que las autoridades mexicanas no han detectado un vínculo directo entre China y el cártel.

Ante la pregunta de si las autoridades mexicanas saben dónde se encuentra Guzmán actualmente, Durazo dijo que ese trabajo de inteligencia continúa.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la visita de Estado de los reyes de España a Cuba?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas