NUEVA YORK.- El narco mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán comparece este miércoles de nuevo en una corte federal de Estados Unidos, a falta de cinco meses para el inicio de su juicio y después de que su nuevo abogado haya planteado que su salud mental ha sufrido un marcado deterioro en las últimas semanas.

La fiscalía se mostró dispuesta, en un documento enviado al juez el lunes por la noche, a que el ex jefe del cártel de Sinaloa se someta a una evaluación neuropsicológica, tal y como solicitó su abogado la semana pasada.

No obstante, sí rechaza por motivos de seguridad que haya contacto directo entre la experta propuesta por el abogado para la evaluación y "El Chapo". Será uno de los temas que se aborden ante el juez Brian Cogan, del Distrito Este de Nueva York.

La del miércoles será la cuarta vista oral preparatoria de un juicio que, si no hay cambios de fecha, comenzará el 16 de abril en ese mismo edificio, situado en el barrio neoyorquino de Brooklyn.

Sobre el ex jefe del cartel de Sinaloa, procesado por 17 cargos, se cierne como espada de Damocles la cadena perpetua. El Gobierno estadounidense lo acusa de la muerte de miles de personas y de introducir miles de toneladas de droga en el país.

Este miércoles será la primera vez que "El Chapo" aparezca ante el juez Cogan con Eduardo Balarezo como abogado. El letrado, que con su despacho en Washington acumula experiencia en grandes casos de narcotráfico, entró oficialmente en el de Guzmán en septiembre, relevando a los dos abogados de oficio que tuvo desde la mañana siguiente a su extradición desde México, la noche del 19 de enero.

A lo largo de los casi 10 meses que han pasado desde entonces, "El Chapo" ha estado confinado en aislamiento en una celda del ala más vigilada del Metropolitan Correctional Center de Nueva York, un centro que ha albergado a miembros de Al Qaeda. El objetivo es impedir una fuga como las dos que protagonizó en México.

Según Balarezo, su salud mental se deteriora progresivamente debido a las condiciones de ese aislamiento. Ha dejado de recordar personas, lugares y hechos. Sufre "alucinaciones auditivas", se siente "perseguido" y tiene "depresión", indicó el letrado en el escrito en el que la semana pasada pidió al juez Cogan que su cliente sea sometido a una evaluación neuropsicológica.

El letrado recordó al juez que existe jurisprudencia que fija que para ser juzgada, una persona debe tener bien sus capacidades mentales y poder contribuir así a su defensa.

La experta propuesta por Balarezo se ha mostrado dispuesta a llevar a cabo una evaluación sin contacto directo con "El Chapo" si así lo deciden las autoridades.

Balarezo es de momento el único que ha entrado en el caso de los cuatro pesos pesados que anunciaron en agosto que iban a asumir la defensa de Guzmán. Jeffrey Lichtman, el abogado que libró de la cárcel al mafioso John A. Gotti, hijo del capo de los Gambino John Gotti, y los otros dos letrados siguen sin entrar.

El trasfondo es la falta de garantías de cobro de sus honorarios ante la negativa de la fiscalía a asegurar que no reclamará la incautación de ese dinero si sospecha que procede del narcotráfico u otras actividades ilegales.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario