CARACAS.- El candidato opositor venezolano a las elecciones presidenciales del 20 de mayo, Henri Falcón, presentó este lunes un programa de "salvación nacional" para recuperar la colapsada economía del país, que tiene como principal propuesta la dolarización para frenar la hiperinflación.

Falcón competirá con el dictador, Nicolás Maduro, quien buscará su reelección, y tiene como reto subir la cuesta que significa el llamado a boicotear las elecciones que hizo la alianza opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD), por considerarlas un fraude.

Te puede interesar

En un acto en el que presentó a parte de su posible equipo de Gobierno, el candidato dijo que el principal problema que deberá enfrentar el próximo Gobierno será detener la hiperinflación, que este año podría llegar a 14.000 por ciento.

Asimismo, reveló que ha conversado con organismos multilaterales como el Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre sus posibilidades de colaborar en la recuperación del país.

"Todos vemos cómo el país se nos está cayendo a pedazos, los niveles de miseria son críticos, el problema del hambre se ha convertido en un problema de día a día para todos, pero especialmente para el 82 por ciento de los estratos más bajos", dijo Falcón en un acto en Caracas.

Por su parte, el economista Francisco Rodríguez, quien encabeza el equipo de trabajo de Falcón, pidió "parar en seco la hiperinflación" y propuso "un plan de estabilización macroeconómica cuya principal ancla es la dolarización".

"Cuando se le tranca la posibilidad al Gobierno de seguir imprimiendo dinero la inflación se frena", subrayó. Al respecto, sostuvo que para cambiar los bolívares en circulación por dólares se requieren unos 3.000 millones de dólares, un tercio de las reservas internacionales del país.

En este esquema, los venezolanos podrán decidir si dejan sus depósitos bancarios en bolívares o los cambian por dólares, y estimó que podría decretarse un salario mínimo de 75 dólares que permitirá a la población cubrir sus necesidades y estabilizar la economía.

Otra meta de la propuesta opositora es recuperar la producción petrolera, que ha caído 1,3 millones de barriles diarios en los últimos cuatro años, lo que significó que el país perdiera ingresos por 27.000 millones de dólares al año.

El programa opositor también incluye desmontar las políticas de controles de cambio, de precios y de producción impuestas por el Gobierno bolivariano, sostuvo.

Otro de los colaboradores de Falcón, el socialcristiano Eduardo Fernández, señaló que la tarea del próximo Gobierno será reinsertarse en el mundo. Una vez que se restablezca la vigencia del Estado de derecho y el respeto a los derechos humanos la comunidad internacional verá al nuevo Gobierno con "simpatía", expresó.

Asimismo, pidió normalizar las relaciones con países como Estados Unidos, Colombia, Brasil e islas del Caribe.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario