Iván Duque cree acuerdo de paz con las FARC "reclama correcciones"
18 de junio de 2018 - 10:06
El presidente electo de Colombia dijo que las víctimas del conflicto armado deben ser el centro y "tengamos justicia, reparación y no repetición (de la violencia".

BOGOTÁ.- El presidente electo de Colombia Iván Duque dijo hoy tras imponerse en la segunda vuelta de las elecciones al candidato de izquierda Gustavo Petro que el acuerdo de paz con la exguerrilla de las FARC requiere correcciones, al tiempo que llamó a los ciudadanos a la unión y la reconciliación.

"Antes que nada, esa paz, que reclama correcciones, tendrá correcciones para que las víctimas en verdad sean el centro y tengamos justicia, reparación y no repetición (de la violencia)", dijo Duque, que desde el inicio de su campaña hizo pública su intención de que los exguerrilleros salden sus deudas con la justicia antes de ocupar cargos públicos.

La crítica de Duque al acuerdo de paz se debe a que, debido a demoras en el Congreso para crear las normas de entrada en funcionamiento del tribunal especial de paz -que se encargará de investigar y condenar a aquellos que hayan tenido que ver con el conflicto armado-, los excombatientes podrían ocupar cargos públicos sin pasar antes por la justicia.

Sin embargo, a pesar de su afirmación, Duque dijo que su objetivo no es hacer trizas el acuerdo de paz con las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia), firmado por el saliente mandatario, Juan Manuel Santos, a fines de 2016.

El ganador de las elecciones por el Centro Democrático prometió además un aumento de militares en las regiones del país y dijo que la seguridad es un valor democrático que permite edificar una sociedad "libre de miedo y de verdadera paz".

A pesar de que no se refirió a la última guerrilla que opera en Colombia, el ELN (Ejército de Liberación Nacional), con el que actualmente el Gobierno mantiene un diálogo para llegar a un acuerdo de paz, Duque había señalado con anterioridad que condicionaría la continuidad de la mesa de negociación a que el grupo armado, con aproximadamente 1.500 miembros, se concentre en una zona del país.

Duque dijo que la paz de Colombia es un anhelo de todos. "Y la paz implica que pasemos esa página de la fractura donde se nos quiso encasillar en amigos y enemigos", dijo para abordar otro problema que afrontará desde la sede de Gobierno: la polarización.

"Se trata hoy más que nunca de unir a nuestro país, porque cuando se construye y no se destruye el futuro es de todos los colombianos. Esta elección era lo que esperábamos para pasar la página de la polarización, no voy a gobernar con odios", señaló Duque en su sede de campaña en Bogotá.

El candidato derechista, que obtuvo más de diez millones de votos (alrededor del 54 por ciento de los sufragios) añadió que la elección le otorgaba un mandato amplio y que esto debía ser una oportunidad para que todos los colombianos se unan en contra de las cosas que le han hecho daño al país, como la corrupción.

Además, Duque se comprometió a respetar una consulta anticorrupción que ya fue aprobada en el Parlamento y que está citada para inicios de agosto, cuando los ciudadanos acudirán a las urnas para modificar conductas que dan paso a actos de corrupción en la esfera pública.

Por último, el presidente electo, que asumirá sus funciones el 7 de agosto, agradeció a los expresidentes Andrés Pastrana (1998-2002) y Álvaro Uribe (2002-2010), a pesar de que a lo largo de su campaña electoral fue señalado por los detractores de ser un “títere” de este último.