BARCELONA.- Nueve goles y el liderato en la Liga de Campeones y la Liga Santander desde que el '10' dejó huérfano al equipo por un lesión en el brazo derecho. Así ha solventado el Barcelona, durante la última semana, su famosa 'Messidependencia'.

Contra el Sevilla, Lionel Messi dio el primero a Coutinho y marcó el segundo antes de retirarse con fractura en el radio del brazo derecho, en el minuto 26. Sin él en el campo, el Barça solventó el encuentro con otros dos tantos de Luis Suárez e Iván Rakitic y un 4-2 que le valía el liderato en solitario en la Liga española.

Embed

Le quedaban 21 días de competición sin el astro argentino, tres semanas de travesía en el desierto. La primera, especialmente dura, pues recibía al Inter de Milán y al Real Madrid en el Camp Nou.

Sin Messi, el 4-3-3 tiene menos sentido y Ernesto Valverde decidió retocar el dibujo, pasando a un 4-4-2, con Rafinha reforzando el centro del campo y Coutinho jugando por detrás de Suárez en la punta de ataque.

El propio Rafinha abría la cuenta y Jordi Alba la cerraba para despachar al Inter (2-0) con presión alta, recuperación tras pérdida y un juego coral que situaba a los azulgrana, también en el liderato en solitario de su grupo de Champions League.

Al Real Madrid le aplicaría la misma receta cuatro días después. Valverde repitió el once que convenció en la máxima competición europea y el Barcelona le metió otros cinco al eterno rival.

Embed

Prescindiendo del tridente ofensivo para sumar una pieza más en la medular y aprovechando la profundidad de sus laterales, los azulgranas han encontrado el antídoto a la ausencia de su capitán.

Jordi Alba ha perdido a su mejor socio, pero sigue siendo un puñal por banda izquierda. Ante el Real Madrid volvió a dar una recital y obligó a Julen Lopetegui a cambiar el esquema en el descanso -pasó a jugar con tres centrales y dos carrileros- en un intento desesperado de parar la sangría que estaba provocando el de L'Hospitalet.

Cada partido que juega Alba deja un poco más en evidencia a Luis Enrique, sin absolutamente ningún argumento deportivo para justificar que no lo convoque para jugar con la 'Roja'.

Sergi Roberto también ha recuperado la titularidad en el lateral derecho tras superar una lesión muscular. El canterano cumplió ocupando el carril diestro y, cuando le dio el relevo Semedo, destapó todas sus virtudes en el centro del campo en un escenario ideal para él -el de un partido roto jugado a ida y vuelta- para regalar dos asistencias a Luis Suárez.

Sin Messi, el delantero uruguayo también ha dado un paso al frente necesario para erigirse en el líder del equipo, marcando cuatro goles y dando una asistencia en los últimos tres encuentros.

"Con la lesión de Leo, tocó asumir otro tipo de tareas para el equipo", reconoció Suárez después del 'Clásico'. El charrúa vuelve a ser una pesadilla para las defensas rivales, este domingo anotó un 'hat-trick' y ya lleva nueve dianas en sus nueve duelos contra el conjunto blanco.

Embed

La magia del 'crack' de Rosario se encarga de ponerla, aunque a cuenta gotas, Coutinho, y la pausa a la hora de leer el partido, la aportar Arthur, que vive disfrazado de Xavi desde que irrumpiera como titular en Wembley ante el Tottenham.

Y es que, en la nueva receta de Valverde para acabar con la 'Messidependencia', todos parecen haber entendido su rol, hasta el mismísimo Dembélé, quien ha perdido una ocasión de oro para recuperar la titularidad, pero que rinde como revulsivo en la segunda mitad.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas