El Heat de Miami se ganó la lotería que nadie quería.

El conjunto que dirige Erik Spoelstra tiene una cita con el quinteto más caliente de la NBA, los Sixers de Filadelfia, en lo que será la primera ronda de la postemporada.

Filadelfia terminó la contienda regular con una cadena de 16 triunfos al hilo, y entre los especialistas está claro que será el gran favorito para imponerse a Miami e incluso ir más allá hasta llevarse la Conferencia Este. No importa que una de sus principales figuras, Joel Embiid, tenga una fractura en el rostro y está en duda al menos su titularidad en los primeros encuentros. Tampoco importa que este grupo de jóvenes de los Sixers tenga poca experiencia en encuentros de postemporada. Chris Sheridan, analista de casi dos décadas cubriendo la NBA, pronosticó que estos Sixers no perderán ni siquiera un partido de playoffs al menos hasta las finales de Conferencia.

Miami tiene otro gran handicap: empezar la serie con la desventaja en casa.

“Voy a ser honesto”, aseguró Spoelstra. “En todo momento tratamos de lograr esa ventaja de poder jugar más partidos en casa. No pudimos lograrlo”.

La historia no le favorece al Heat, que jamás ha ganado una primera ronda de playoffs en seis ocasiones cuando no ha tenido la ventaja de empezar su serie en Miami.

Dúo de poder

Los Sixers son bastante completos, pero dependen principalmente de su dúo dinámico de Embiid y Simmons. El centro pudiera tener una acción limitada al menos en la primera parte de la serie, aunque se espera que juegue con una máscara de protección.

Embiid es una fuerza interna difícil de controlar. De siete pies y 250 libras, dejó promedio de 22.9 puntos, 11 rebotes y 1.8 bloqueos por juego.

“Es un tipo que hace diferencia”, reconoció Josh Richardson, alero del Heat. “Es un gran jugador. Cada vez que entra a la cancha, se lleva la atención de todos”.

Pero Simmons es el complemento perfecto.

El australiano, un armador atípico de 6-10 de estatura y 230 libras, está apenas en su primera campaña en la NBA y con sólo 21 años se ha mostrado como un jugador completo. Terminó con la contienda con 15.8 tantos, 8.1 rebotes, 8.2 asistencias, números que lo colocan como el gran candidato para llevarse el premio al Novato del Año y que le han granjeado comparaciones con el legendario Magic Johnson.

Espacio al optimismo

Pero más allá de los pronósticos, el Heat se aferra al hecho de que todo empezará desde cero, y a tener una gran confianza a su lado.

“Si jugamos de la manera que sabemos que podemos jugar, va a ser una tremenda serie”, consideró Wade. “Obviamente están jugando de forma fenomenal con mucha confianza y además tendremos que ir a su casa para empezar, pero creo que le vamos a complicar mucho las cosas si jugamos duro. Creo que todo se decidirá por los pequeños detalles, así que tenemos muchas ganas de empezar de una vez”.

Los Sixers se muestran como un equipo bastante completo, en todos los aspectos. Fueron líderes en rebotes y segundos en asistencias, y además su defensiva fue la más sólida en el porcentaje de tiros de campo recibidos (43.4). Pero no todo es defensa, cosecharon 109.8 puntos por encuentro, la séptima cantidad más elevada en la NBA.

“Está claro que tenemos que trabajar muy duro, no hay duda”, consideró James Johnson, alero de Miami. “Pero la temporada regular y los playoffs son dos cosas muy distintas. He estado en equipos que han barrido a sus oponentes en la temporada regular y luego esos mismos rivales nos han barrido en los playoffs. Así que cualquier cosa puede suceder”.

Así jugaron

El Heat y los Sixers se enfrentaron cuatro veces en la temporada y dividieron la serie 2-2. Los Sixers se impusieron en casa, mientras que Miami lo hizo en el American Airlines Arena. El primer choque fue el 2 de febrero con triunfo de 103-97 de los Sixers y una destacada actuación de Ben Simmons, quien concluyó con 20 unidades. El 14 de febrero y pese a estar abajo por 24 puntos y sin contar con Joel Embiid, los Sixers vinieron de atrás para llevarse la victoria 104-102.

El 27 de febrero, y gracias a un milagroso disparo de Dwyane Wade, el Heat batió a los Sixers 102-101, y el último encuentro, el 8 de marzo, volvió a registrarse otra victoria para Miami, esta vez con más comodidad, 108-99 con un inmenso Hassan Whiteside que terminó con 26 tantos, ocho rebotes y dos bloqueos.

deportes-heat-impreso.jpg

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la construcción del estadio de fútbol con un complejo comercial de David Beckham en Miami traerá mayores beneficios a la ciudad?

Las Más Leídas