MIAMI.- Después de completar las dos primeras series de la campaña 2019, los Marlins de Miami cerraron su semana de apertura en las Grandes Ligas con un balance negativo al ser derrotados cinco veces en sus siete compromisos iniciales en el comienzo de la actual temporada.

Aunque cayeron en los dos primeros encuentros contra los Rockies de Colorado, incluido el del Opening Day, después no solo lograron emparejar la serie, sino también consiguieron mejorar su foja de ganados y perdidos al conquistar dos éxitos consecutivos.

Te puede interesar

Sin embargo, en los siguientes tres juegos contra Nueva York fueron barridos por los Mets para caer estrepitosamente al sótano de la tabla de posiciones en la División Este de la Liga Nacional.

En estos resultados, sin duda, ha incidido la pobre actuación del staff de pitcheo, que no ha logrado contener la ofensiva contraria al permitir un total de 34 carreras (de ellas 31 limpias) en 63 entradas completas. Además los lanzadores de los Marlins trabajan para un mediocre 1.27 de WHIP y un alto promedio de carreras limpias de 4.43.

Este viernes los Marlins visitan a los Bravos de Atlanta en un intento por revertir de modo positivo este flojo inicio de temporada. Pablo López, quien impuso marca personal de ponchados en su primera apertura de la lid contra Colorado, será el encargado de buscar la tercera victoria de los peces y de paso tratar de convertirse en ese catalizador que necesita la novena miamense para salir del fondo del estanque.

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con que las policías de Florida entreguen los indocumentados a las autoridades de inmigración?

Las Más Leídas