Tratamiento de Maradona "fue malísimo", según su exabogado
25 de octubre de 2021 - 21:10
La fiscalía entiende que Maradona recibió una atención "deficitaria" por parte de los integrantes del equipo médico

El exabogado de Diego Maradona afirmó este lunes que el tratamiento médico dispensado a Diego Maradona "fue malísimo, por eso está muerto", tras dar su testimonio en la causa que investiga la muerte del legendario ídolo del fútbol argentino.

"Los errores fueron todos porque Diego se murió, se hinchaba y se hinchaba, pobrecito, hasta que le explotó el corazón", dijo Matías Morla a la prensa al salir de la fiscalía de San Isidro, en la periferia norte de Buenos Aires.

El tratamiento médico que recibió Maradona "fue malísimo, por eso está muerto", afirmó luego de declarar por más de tres horas en la causa que investiga las circunstancias de la muerte del exfutbolista.

Maradona falleció el 25 de noviembre de 2020, a los 60 años, dos semanas después de salir de la clínica Olivos, a las afueras de Buenos Aires, donde había sido operado con éxito de un hematoma subdural en la cabeza.

Transitaba su recuperación en una casa alquilada en Tigre, en la zona norte de la capital argentina, cerca del domicilio de Gianinna Maradona, una de sus hijas.

Morla consideró "una locura" la decisión de la familia de alojarlo en esa casa.

"Fue una locura porque la prescripción médica fue que Diego no podía salir de la clínica (Olivos). No tenía por qué ir a una casa cuando los médicos le decían que tenía que estar en la clínica", dijo.

La causa analiza la responsabilidad de siete profesionales de la salud, entre ellos el neurocirujano Leopoldo Luque, en un expediente caratulado como "homicidio simple con dolo eventual", delito que contempla penas de 8 a 25 años de cárcel.

La fiscalía entiende que Maradona recibió una atención "deficitaria" por parte de los integrantes del equipo médico que, aun sabiendo que podía morir, no habrían hecho nada para evitarlo.

La junta médica de 20 peritos determinó que Maradona agonizó durante horas y "fue abandonado a su suerte", al tiempo que estimó que el equipo médico que encabezaba el neurocirujano Leopoldo Luque aplicó un tratamiento "inadecuado, deficiente y temerario".

Morla explicó la última vez que visitó a Maradona, el 16 de noviembre, nueve días antes de su muerte. "Entré a la casa, estaba con una voz rara, robótica, muy aguda e intermitente, informé a todas las personas del estado en que estaba Diego. Me acabo de interiorizar que era por la cantidad de agua que tenía el cuerpo retenido", relató.

En letrado subrayó que "la sintomatología la veían todos los que estaban ahí".

Aunque la investigación judicial puede prolongarse varios años Morla anticipó que "va a haber presos con altas condenas en el juicio oral".

El exapoderado consideró que Maradona fue "abandonado por sus hijas" al referirse a las dos mayores, Dalma (34 años) y Gianinna (32).

"Se olvidaron que estaba el padre internado buscando amor y comprensión", sostuvo. "Pero una cosa es la responsabilidad moral y otra la responsabilidad jurídica", dijo.

Morla y las hijas mayores de Maradona se enfrentaron judicialmente por los derechos de uso de la marca con el apellido del exfutbolista, pero la justicia le permitió al abogado continuar explotándola comercialmente.