MIAMI.- Un equipo especializado en fuegos y explosiones asegura haber encontrado rastros de tuberías defectuosas de gas en el centro comercial de Plantation, al noroeste de Miami, donde el sábado una potente explosión destruyó varios locales comerciales e hirió a 21 personas.

Según los informes preliminares, la explosión pudo haber ocurrido en un local comercial abandonado, donde antes operó el restaurante PizzaFire.

Te puede interesar

De hecho, especialistas del departamento de bomberos de la municipalidad de Plantation anunciaron haber encontrado rastros de tuberías defectuosas de gas, lo que rápidamente alertó sobre la probabilidad de que la explosión haya sido fruto de un escape del peligroso combustible.

Por otra parte, la empresa proveedora de gas Teco People´s Gas señaló que “alguien llamó minutos antes de la explosión “y alertó “sobre la presencia de olor a gas en el lugar” y que la explosión ocurrió cuando la compañía se aprestaba a enviar el equipo de especialistas.

Entretanto, un equipo de mantenimiento acordonó la zona con cercas de metal, para impedir el acceso de curiosos y salvaguardar el orden de los escombros que podría facilitar el curso de la investigación.

“Pensamos al principio que había sido un trueno, después sentimos la sacudida del inmueble y empezaron a caer cosas. Eché un vistazo afuera y parecía casi como el fin del mundo”, declaró a la agencia de noticias AP Alex Carver, quien trabaja en una charcutería al otro lado de la calle frente a donde ocurrió la explosión. “Era de locura, demencial”.

En efecto, la explosión arrojó enormes pedazos de hormigón a una distancia de 45 metros (50 yardas), así como fragmentos de metal que quedaron esparcidos a unos 90 metros (100 yardas) al otro lado de la calle. Carver dijo que dos vehículos de sus compañeros de trabajo quedaron destruidos.

Según informó la autoridad policíaca, al menos 23 personas sufrieron heridas que no ponen en peligro sus vidas.

De esta manera, el impacto sacudió locales comerciales adyacentes al lugar, como el gimnasio LA Fitness que perdió casi todas sus ventanas de cristas.

Jesse Walaschek acababa de salir del gimnasio con su esposa y tres hijos de 4, 6 y 8 años. Su vehículo estuvo estacionado cerca de la pizzería y habían avanzado unos 45 metros (50 yardas) cuando escucharon el estallido.

“Fue una potente explosión como nunca había escuchado”, agregó.

Walaschek dijo que el aire se saturó de polvo y restos de todo tipo.

“Todo se detuvo. No se podía ver a nadie. Sólo me interesaba poner a salvo a estos chicos”, dijo mientras señalaba hacia sus hijos. “Si esto hubiera ocurrido un minuto antes cuando subíamos al vehículo, todo estaría muy mal”.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con que las policías de Florida entreguen los indocumentados a las autoridades de inmigración?

Las Más Leídas