Revelan nuevos detalles sobre la familia biológica de Nikolas Cruz
05 de septiembre de 2018 - 21:09
Los antecedentes familiares de Nikolas Cruz, el autor de la masacre del 14 de febrero en una escuela de Parkland, en el oeste del condado Broward, podrían convertirse en un factor a tener en cuenta en su próximo juicio por homicidio

Nikolas Cruz, el autor confeso del tiroteo que arrancó la vida a 17 personas en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas en Parkland, al oeste del condado Broward, creció con su familia adoptiva a solo millas de distancia de su madre biológica, quien tiene una larga historia criminal con condenas por agresión, hurto mayor y posesión de drogas que datan desde 1988.

De acuerdo con un reporte publicado por el canal de noticias Local 10, Brenda Woodard, madre biológica de Cruz, ahora de 62 años y que vive en Hallandale Beach, había estado teniendo problemas con la ley repetidamente, según muestran los registros públicos.

Los registros legales de Brenda comenzaron diez años antes de que naciera Nikolas y aunque muchas de sus condenas son por delitos menores o violaciones de tránsito, también ha sido acusada de muchos crímenes violentos, incluyendo golpear a alguien con una llanta para neumáticos.

Lynda y Roger Cruz decidieron adoptar a Nikolas poco después de su nacimiento en 1998 y usaron para ello a un abogado privado. Un año después, cuando nació Zachary, de un embarazo con un padre diferente al de Nikolas, igual lo adoptaron.

Según el reporte de Local 10, Nikolas y Zachary tienen una hermanastra, Daniella Woodard, de 31 años, quien vivía en Miami y también tiene antecedentes penales importantes, como condenas por agresión, resistencia a la detención y fraude con tarjetas de crédito.

Actualmente Daniella está cumpliendo una condena de prisión de ocho años por varios cargos, incluido el intento de asesinato en segundo grado de un oficial de Policía.

Tras la masacre de Parkland, el 14 de febrero de este año, la madre de Nikolas no ha intentado contactarlo en la cárcel. Según los registros públicos, la mujer no ha sido acusada de crímenes adicionales desde 2011.

Los antecedentes familiares de Cruz, refiere el medio, podrían convertirse en un factor en su próximo juicio por homicidio. Cruz confesó haber matado a las 17 personas y herido a otras 17, pero se declaró inocente.

La fiscalía ha solicitado la pena de muerte.

Se espera que los abogados defensores aboguen por una sentencia menor debido a su historial de problemas de salud mental, argumentos que podrían ser reforzados por la historia familiar biológica de Cruz.

En su confesión a la policía, Cruz dijo al detective que escuchó voces que lo instaban a "quemar, matar y destruir".