Cumbre de Las Américas: sociedad civil saca lo mejor del fiasco
11 de junio de 2022 - 18:06  - Por DARCY BORRERO BATISTA
Defensores de derechos humanos que están participando en la cumbre la califican como un éxito para la sociedad civil cubana, venezolana y nicaragüense

MIAMI.-En un contexto marcado por la consolidación de regímenes de corte totalitario en Las Américas, así como la presencia de actores geopolíticos que disputan influencia a Estados Unidos en la región, el presidente Joe Biden animó a sus homólogos a unirse y demostrar el valor de la democracia.

Así lo propuso este miércoles en su declaración inaugural de la novena Cumbre de Las Américas, la cual había sido presentada como prioridad de su gobierno y se desarrolla hasta el 10 de junio de 2022 en Los Ángeles (California) en torno al lema “ Construyendo un futuro sostenible, resiliente y equitativo ” para nuestro hemisferio.

En esta cumbre -dijo Biden pese a que desde antes del comienzo ya expertos auguraban un fiasco-, “tenemos la oportunidad de unirnos en torno a ideas audaces, a acciones ambiciosas, y de demostrar a nuestros pueblos el increíble poder de las democracias para ofrecer beneficios concretos y mejorar la vida de todos”.

Estas palabras del mandatario estadounidense contrastan con el escándalo mediático que ha provocado la anunciada ausencia de algunos mandatarios latinoamericanos y caribeños a la única reunión hemisférica de líderes de los países de las Américas y, por tanto, el foro más importante para abordar los desafíos y las oportunidades que comparte la región, según lo valora el propio Departamento de Estado.

En particular con esta edición, la Novena, las expectativas inicialmente eran altas porque marca la primera vez que Estados Unidos es anfitrión del evento desde la reunión inaugural celebrada en Miami en 1994. No obstante, de 1994 a la fecha han transcurrido casi tres décadas en las que la influencia de otros actores extrarregionales como China ha crecido y, además, se han impulsado las agendas de otros foros como la CELAC y ALBA, nacidas directamente de alianzas entre regímenes como el cubano y el venezolano.

De hecho, las proyecciones de estos espacios ideológicos fundados por los fallecidos Fidel Castro y Hugo Chávez se mantienen como sustrato de alianzas actuales. De otro modo no podría explicarse que una lista de líderes hayan amenazado con quedarse en casa si las tres dictaduras consolidadas no participan de la Cumbre de las Américas. A la cabeza de este boicot estaba el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador (AMLO), quien mantiene estrechos vínculos con el régimen continuista de Díaz-Canel.

El analista político Willy Lora, subrayó a DIARIO LAS AMERICAS que “es una Cumbre de las Américas que ya viene desacreditada. No me asombra que Cuba o Venezuela sean invitadas, al final Biden les hizo el favor en aliviar las sanciones”.

En esta línea, el Doctor Ricardo Israel, enfatizó que “no hay un objetivo común. No hay un liderazgo ni responsabilidad de la región. A partir de Obama, América Latina fue la que le dijo a EEUU que NO. Hay dos serios problemas, uno que esta región no tiene un elemento en común y además las dictaduras progresan y no disminuyen”.

En conversación con DIARIO LAS AMERICAS, el notable abogado, académico y analista político chileno de origen judío, el Doctor Ricardo Israel, ex decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Autónoma de Chile sostiene que la Cumbre “corre un riesgo de fracaso, en comparación a la primera el cambio es muy notorio. EEUU propuso entonces una comunidad de democracia. Cuba no fue invitada y no hubo ningún problema. Eran otros tiempos. EEUU era la única superpotencia y eso se nota. La decisión de no invitar a una cumbre cuyo tema es la democracia a Cuba, a Nicaragua y Venezuela ha sido enfrentada y desafiada por Honduras, México, Bolivia y otros países, amenazando con no asistir. Esos otros territorios incluyen a varias de las islas que todavía reciben petróleo venezolano en el Caribe. ¿Qué ha pasado? Que ya EEUU no es la única superpotencia. De hecho, China ha penetrado, transformándose en el socio comercial de preferencia de muchos países de la región ante la indolencia de Washington. En segundo lugar, que ha sido mal planificada, las otras mal o bien tenían cuatro años para el país organizador y normalmente llegaban los jefes de estado simplemente a firmar lo que las burocracias respectivas ya habían acordado. EEUU parece confundido”.

Pero más allá del fiasco que sería esta cumbre si se toman en consideración los análisis y augurios de expertos, para defensores de derechos humanos que están participando en la cumbre, esta supone un éxito para la sociedad civil cubana, venezolana y nicaragüense.

El cubano Norges Rodríguez, especializado en el ámbito de las telecomunicaciones e invitado a la cumbre como representante de la sociedad civil cubana, la presencia de líderes de opinión y voceros no oficiales ha sido un éxito porque, si bien “la presencia de un gobierno democrático en la cumbre es positiva”, en casos como el cubano no podría verse así.

“Estos gobiernos no representan a la ciudadanía de estos países”, destaca y explica que la existencia de una contraparte es muy favorable para estos pueblos que viven bajo dictaduras. “En otras oportunidades el régimen cubano simuló la presencia de sociedad civil, la elegida por ellos… y han ejercido presión para que no se avance en puntos estratégicos, esta vez no pudieron enviar la tropa de choque… y el documento final de la sociedad civil en materia de gobernabilidad democrática incluyó esta vez una clara condena a las dictaduras, creo que esto es una victoria, aunque estos gobiernos no estén en consonancia con la sociedad civil”.

Rodríguez detalla que además de participar en reuniones con políticos y analistas, el contexto de la cumbre propició que se pusieran en LA fotos de las protestas del 11 de julio de 2021 en Cuba. Indiscutiblemente, expresó, se ha puesto el ojo sobre la situación de Cuba y, en general de esos tres países que ponen en riesgo la democracia en el hemisferio.