Células madre, ¿son la fuente de la juventud?
01 de septiembre de 2018 - 09:09 - Por Dr. VÍCTOR BERAJA
Los beneficios de las células madre son reportados a diario en el tratamiento de padecimientos crónicos de las articulaciones, tendones y en tratamientos de cáncer

Las células madre son las semillas que dan origen a todas las demás de nuestro cuerpo. A medida que un embrión crece y se desarrolla, estas células van convirtiéndose en los órganos especializados que dan forma al cuerpo humano. Después del nacimiento estas células madre existen en ciertas partes del cuerpo del adulto tal como la medula ósea y la grasa.

En el adulto, las células madres tienen la capacidad de adherirse a las células dañadas y transmitirles sustancias que estimulan el metabolismo y permiten que las células dañadas se reparen. Una vez que le han transmitido estas sustancias la célula madre deja de existir y la célula reparada continúa viviendo.

En los Estados Unidos, la administración de células madre se realiza en centros especializados donde se administran los tratamientos, siguiendo protocolos que han sido aprobados por la FDA (Food and Drug Administration). Los pacientes son monitoreados después del tratamiento según indica el protocolo. Los beneficios de las células madre son reportados a diario en el tratamiento de padecimientos crónicos de las articulaciones, tendones y en tratamientos de cáncer. Las células madre también se están utilizando para el tratamiento de arrugas y envejecimiento de la piel donde se busca lucir más joven sin necesidad de cirugía.

Ciertos tipos de cáncer en la sangre, como la leucemia, se tratan removiendo las células cancerosas de la medula ósea y reemplazándolas con células madres. Estas desarrollan una nueva medula ósea sin cáncer.

Fuera de los EEUU, las células madre se están inyectando por vía endovenosa. Ellas migran a los tejidos que lo necesitan y reparan las células dañadas.

Falta poco tiempo para que estos tratamientos pasen de una fase de investigación a ser una aplicación común en todo tipo de enfermedad por envejecimiento. La meta es que pronto lleguen a constituir la buscada fuente de la juventud, al permitir regenerar nuestros órganos internos y rejuvenecer nuestra apariencia externa. A medida que la expectativa de vida aumenta en la población, también se busca una mejor calidad de vida, y qué mejor que las células madre para sentirse mejor y verse mejor.