domingo 26  de  mayo 2024
turismo

Un viaje de aventura a Nepal

Es un país casi desconocido que tiene al encanto de sus templos y el misticismo de sus religiones por motivaciones suficientes para visitarlo

KATMANDÚ. dpa. Cumbres heladas en el monte Everest, hippies en Katmandú y templos hinduistas o budistas por todas partes: un viaje a Nepal sigue siendo una aventura. Es una excursión a un mundo prácticamente mágico, sagrado para muchos, que podría incluir una escapada a la localidad de Pokhara, desde donde puede apreciar la espectacular vista de las cumbres nevadas del Himalaya.

","

Por eso y muchas razones, es importante conocer la forma de vida, las estampas que conforman el diario vivir de este país, situado muy cerca de la cima del mundo, donde se viaja en teleférico para rezar y donde la huella del Yeti, el abominable hombre de las nieves, salta a la vista en el fuselaje del avión.

","

Cada mañana, el país despierta entre oraciones y el olor a incienso que emana de los templos. Hay un sendero imaginario que transcurre por calles y montañas, donde el espacio esta colmado por el misticismo de la religiosidad. Es un lugar donde hinduismo y el budismo parecen convivir en armonía.

","

Imágenes

","

En Katmandú, la capital, los niños escalan las esculturas que adornan el palacio de Hanuman Dhoka, donde los reyes de antaño residieron, mientras las mujeres esperan pacientemente en fila para llevar agua a casa. Es la típica imagen que el visitante aprovecha para tomar fotos, al mismo tiempo que se desplaza lentamente en busca de la fascinante arquitectura centenaria que distingue a la ciudad.

","

Los vendedores, cargados de mercancías hasta la cabeza, se abren paso entre la multitud hasta llegar a las innumerables pequeñas tiendas situadas en el centro histórico de la ciudad. La pobreza material es visible pero todos coinciden al afirmar que la riqueza espiritual los mantienen vivos.

","

Muy cerca de allí está el barrio de Thamel, a donde los turistas acuden en masa. Es una zona delineada por calles estrellas y un sinfín de pequeñas tiendas que ofrecen desde mirra bendecida y complementos para la práctica del budismo, hasta mojitos y caipiriñas. La época dorada de los hippies quedó atrás, pero aún hay lugares donde lugareños y visitantes acuden a fumar hachís y marihuana.

","

De cualquier manera, casi todos rezan, meditan y dan paseos bajo el sol abrasador en verano. Gurús, sacerdotes y encantadores de serpientes se dejan fotografiar por los visitantes. Algunos tienden la mano discretamente en espera de alguna moneda, pero no está claro sin todos son verdaderamente gurús o simplemente visten así para llamar la atención del fotógrafo.

","

Uno de los pasajes más llamativos es la ceremonia del funeral. Aquí la inmensa mayoría de la población practica el hinduismo y las costumbres están estrechamente relacionadas con la religión.

","

Por eso, el cuerpo del muerto es adornado con flores y la cabeza es cubierta por una máscara roja. Entonces, colocan paja húmeda sobre el cadáver y encienden los maderos colocados que descansan debajo. De esta manera, el cuerpo no arde rápidamente pero sí produce mucho humo. Luego, las cenizas son esparcidas en el río sagrado de Bagmati, poco profundo y visiblemente desaseado, sobre todo durante la época de sequía, cuando la lluvia escasea y el frío se asoma entre los meses de octubre y mayo.

","

La guía

","

Cómo llegar: Desde todas las grandes ciudades europeas o asiáticas hay conexión a Katmandú. Consulte WelcomeNepal.com para más información.

","

Cuándo viajar: Las mejores épocas para viajar son el otoño y la primavera. En invierno suele hacer bastante frío.

","

Documentación: un visado de turista cuesta $25. Debe solicitar la visa al consulado nepalí o al llegar al destino.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar