Arzobispo de Santiago de Cuba rechaza propuesta de matrimonio homosexual
02 de septiembre de 2018 - 09:09
Cuba tiene varias leyes que suelen irritar a la Iglesia como el aborto legal o la prohibición de la educación pública religiosa

MIAMI.- La iglesia católica cubana rechazó el viernes la propuesta para cambiar un artículo del proyecto de nueva constitución que se debate en la isla y que abriría la puerta para la aprobación del matrimonio homosexual.

“Este cambio es el que preocupa a muchos, pues como la constitución es una norma que establece valores y principios mínimos, posteriormente se podrían hacer leyes complementarias que, por ejemplo, legalicen el matrimonio entre dos personas del mismo sexo, se les permita adoptar niños o niñas privándoles a éstos desde el nacimiento de tener un padre o una madre”, expresó monseñor Dionisio García, arzobispo de Santiago de Cuba, en un comunicado.

García es miembro de la presidencia de la Conferencia de Obispos de Cuba, en cuya página de internet se publicó el documento fijando la posición de la Iglesia sobre la posibilidad del matrimonio gay.

La isla comenzó un proceso de debate para la aprobación de una nueva carta magna que reemplace a la que está vigente desde 1976, cuando Cuba era parte de los países comunistas encabezados por la Unión Soviética. La nueva constitución busca adecuarse a la realidad de la isla con los cambios sociales y económicos implementados por el expresidente Raúl Castro.

El artículo al cual hizo referencia el comunicado de la Iglesia establece que el matrimonio es voluntario entre dos personas, sin identificarlas como hombre y mujer.

Grupos de activistas por los derechos de la diversidad sexual, liderados por la diputada Mariela Castro, sexóloga e hija del exmandatario Raúl Castro, hicieron un fuerte hincapié en que se eliminara la identificación de sexos a fin de posteriormente promover normas que autoricen la unión homosexual.

“Los seres humanos somos seres sexuados, hombre o mujer, cada sexo con sus particularidades y diferencias genéticas, físicas, biológicas y psicológicas, de tal manera que se complementan. Esta complementariedad se expresa de manera única y singular en el matrimonio”, expresó el documento de García.

Agregó que “ignorar lo que por naturaleza nos ha sido dado o ir en contra de las leyes y procesos inscritos, incluso genéticamente, en nuestro ser trae siempre consecuencias lamentables”.

Cuba tiene varias leyes que suelen irritar a la Iglesia como el aborto legal o la prohibición de la educación pública religiosa.

Otras iglesias de origen evangélico también elevaron sus quejas por las implicaciones del cambio en ese artículo de la constitución.

El proyecto aprobado por los diputados fue publicado y actualmente se discute en reuniones abiertas entre la población y en centros de trabajo antes de que con las consideraciones aportadas sea devuelto a los legisladores.