Migrantes cubanos que buscan legalizarse en Uruguay denuncian discriminación
10 de septiembre de 2018 - 20:09
"Nos dicen que no hay funcionarios. Hay discriminación. Hace meses que paso durmiendo aquí para tener un documento y cuando llegan los funcionarios nos dicen que no hay personal", se quejó uno de los cubanos en Montevideo

MONTEVIDEO.- Un grupo de aproximadamente 40 ciudadanos cubanos denunció este lunes en Montevideo que son discriminados y que se les demora sin causa justificada la entrega de los documentos para legalizar su estadía en Uruguay.

El grupo bloqueó el ingreso a la sede de la Cancillería uruguaya y generó un tumulto, mientras exigía que se les atendiera y se canalizaran sus reclamos, informó el canal 10 de la televisión uruguaya.

Los participantes de la protesta afirmaron que reclaman un papel para renunciar a la condición de refugiados, un requisito para obtener documentos uruguayos y adquirir otros derechos civiles en el país sudamericano.

"Nos dicen que no hay funcionarios. Hay discriminación. Hace meses que paso durmiendo aquí para tener un documento y cuando llegan los funcionarios nos dicen que no hay personal", se quejó uno de los cubanos, que pidió no ser identificado.

Otros denunciaron que se les entregan papeles que no son los que reclaman y que hay resistencias a solucionar el inconveniente.

La exjueza civil Mariana Motta, que integra la dirección del Instituto Nacional de Derechos Humanos de Uruguay, afirmó hoy que aumentaron las denuncias de violación de los derechos de los inmigrantes.

"El tema se ha tomado con preocupación porque es un fenómeno nuevo. Lo que hemos podido escuchar son las demoras en la obtención de la documentacón para realizar trámites, pero también falta de protección cuando, por ejemplo, son desalojados de los lugares que habitan", dijo Motta.

Sobre la demora en la entrega de documentación, la ex magistrada dijo que se debe al aumento considerable de la demanda.

Según datos oficiales, desde 2015 creció sistemáticamente el ingreso de cubanos a Uruguay, al pasar de nueve pedidos de refugio ese año a 370 en 2016 y 2.146 en 2017. Se cree que la cifra sigue en aumento este año, ya que varios aún no iniciaron el trámite de residencia.

Uruguay también recibe un gran número de migrantes venezolanos y dominicanos.