CARACAS.- El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela en el exilio, notificó al ministro de Defensa de ese país Vladimir Padrino López, acerca de la suspensión de Nicolás Maduro como presidente de la República y su inhabilitación política.

"En el uso de las atribuciones que confiere el artículo 91.3 de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia, le notificamos a través de cuenta Twitter, de la suspensión del cargo de Presidente de Venezuela e inhabilitación política del ciudadano Nicolás Maduro Moros", sentenció el TSJ designado por la Asamblea Nacional (AN, Parlamento).

Este órgano judicial, también le habría informado sobre esta medida el 3 de mayo, a la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE) Tibisay Lucena, quien no ha dado respuesta alguna, pero destacó recientemente que no se tiene previsto cambiar la fecha de los comicios presidenciales previstos para el 20 de mayo.

Embed

Asimismo, el presidente del TSJ en el exilio, Miguel Ángel Martin, envió cartas al mando militar y policial venezolanos en las que insta a detener a Maduro por su supuesta implicación en un caso de corrupción relacionado con Odebrecht.

Martin precisó que las misivas emanan de una resolución de la semana pasada de ese tribunal, que "declara la suspensión" de Maduro como presidente y su inhabilitación para ejercer cargos públicos en el marco de la investigación.

En las cartas enviadas al ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, y al director del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), Gustavo González López, el presidente del TSJ "legítimo" les insta a la detención de Maduro como medida "preventiva".

A López le llama a impartir "las instrucciones conducentes a fin de que una vez ubicado el mencionado ciudadano sea capturado, traslado o puesto a la orden de la Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia".

La medida, señala a Padrino López, busca dar "continuidad al proceso judicial de enjuiciamiento" de "Maduro, quien tenía a su cargo la Presidencia" de Venezuela con motivo de la investigación que adelantó el Ministerio Público "por la presunta comisión de delito contra el patrimonio venezolano".

En la resolución, los magistrados ya habían solicitado a la Guardia Nacional Bolivariana detener a Maduro, además de pedir a Interpol que emitiera una alerta roja para iniciar una "proceso penal" para determinar su responsabilidad, o no, en la comisión de los delitos.

La decisión fue tomada la semana pasada en un plenario en Miami al que asistieron varios miembros del tribunal, así como otros magistrados que participaron por videoconferencia desde Colombia, Panamá y Chile.

En marzo, el mismo tribunal había admitido a trámite una querella de la ex fiscal general Luisa Ortega (también en el exilio) en la que se acusa a Maduro de delitos de corrupción relacionados con la constructora Odebrecht.

La denuncia de la exfiscal Ortega se relaciona con "pagos hechos a funcionarios públicos y empresas fantasmas por parte de la constructora" brasileña.

"El tribunal le ha garantizado todos los derechos fundamentales a Maduro, como es el debido proceso del derecho a defensa", ha señalado el magistrado Antonio Marval.

FUENTE: Con información del El Pitazo

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cómo califica la respuesta de la comunidad internacional ante las elecciones ilegítimas en Venezuela?

Positiva y contundente
Insuficiente
Aún es temprano para calificarla
ver resultados

Las Más Leídas