LA HABANA.- El presidente de EEUU, Donald Trump, reanudó conversaciones con la dirección de las Grandes Ligas de Béisbol después de que su Administración bloqueara un acuerdo histórico que habría permitido a los peloteros cubanos unirse a equipos de la MLB sin tener que abandonar la Isla, informó Diario de Cuba citando un reporte de National Public Radio(NPR).

Sin embargo, la Casa Blanca dejó claro que, a cambio de revisar cualquier decisión, quiere que la MLB, al igual que otros grupos con vínculos con la Isla, inste a La Habana a "reducir su cooperación de larga data" con el régimen de Nicolás Maduro.

Te puede interesar

Washington hizo énfasis en que el régimen cubano Cuba necesitaría cambiar su comportamiento para que cualquier opción sea considerada.

Trump se reunió el lunes con el comisionado de Grandes Ligas Rob Manfred para discutir las preocupaciones de la liga de que los peloteros cubanos arriesguen sus vidas al contratar a traficantes de personas para llevarlos a los EEUU con el objetivo de jugar allí.

La Casa Blanca confirmó a NPR esta misma semana que estaba dispuesta a continuar hablando con la MLB sobre el tema, pero los funcionarios de la Administración también buscaron la asistencia de la MLB en la crisis en Venezuela.

Embed

"La Administración continuará responsabilizando al régimen cubano por su papel directo en el tráfico de sus ciudadanos", dijo un funcionario estadounidense al medio.

"El gobierno espera encontrar formas productivas de trabajar con MLB para ayudar a la gente de Venezuela, un país que tiene una rica historia con MLB, pero que ha sido desestabilizado por la interferencia de Cuba", añadió.

El Gobierno de Trump señala a La Habana por apoyar a Maduro y ha exigido que saque sus fuerzas de seguridad de Venezuela. El régimen cubano niega que tenga desplegadas esas fuerzas en el país y dice que el único personal desplegado es el médico.

MLB llegó a un acuerdo en diciembre con la Federación Cubana de Béisbol que habría permitido a los jugadores de béisbol cubanos firmar contratos directamente con los clubes de béisbol profesionales de EEUU.

Cuatro meses después, el Departamento del Tesoro comunicó a MLB que estaba revirtiendo una decisión de la era de Obama que habría permitido los pagos a la Federación Cubana de Béisbol. Acusó al Gobierno cubano de usar a los jugadores de béisbol como "peones". La Administración Trump argumentó que el acuerdo estaba prohibido porque no se pueden realizar pagos al Gobierno cubano debido a las sanciones derivadas del embargo.

Embed

¿Esperanzas?

El hecho de que ahora Trump haya aceptado una reunión de alto perfil con el comisionado de béisbol pareció ser una relajación de la postura y generó esperanzas de un cambio, según NPR.

"El presidente que se reúne con el comisionado de la MLB para discutir un tema sobre el cual el gobierno recientemente dictó un fallo muestra que el presidente está dispuesto a considerar seriamente cambiar el fallo del Gobierno que se hizo recientemente", dijo Fernando Cutz, exdirector senior en funciones para asuntos del hemisferio occidental en el Consejo de Seguridad Nacional en la Administración Trump.

"Eso demuestra que el presidente está dispuesto al menos a considerar anular esa decisión tomada por alguien por debajo de él", añadió.

Algunos jugadores de béisbol cubanos informan que han sido acosados por contrabandistas durante años después de hacer el viaje.

A principios de esta primavera, MLB contrató a una empresa de cabildeo con estrechos vínculos con la Administración de Trump para que la ayudara a encontrar una solución.

Embed

John Kavulich, presidente del Consejo de Comercio y Economía EEUU-Cuba, dijo que la reunión es particularmente significativa desde la perspectiva cubana. Esto marca un "cambio significativo desde hace 60 días", cuando el Gobierno de Trump estuvo al lado de algunos de los críticos más duros del Gobierno cubano, como el senador republicano Marco Rubio, quien prometió luchar contra el acuerdo.

Sin embargo, Kavulich y otros expertos creen que el Gobierno de Cuba no aceptará negociaciones que pongan en riesgo su relación de larga data con Venezuela para concretar el acuerdo de Grandes Ligas, y que la expectativa podría hacer que el desafío sea aún mayor.

"Han agregado elementos al proceso de resolución, y los elementos que han agregado son increíblemente difíciles de resolver para la MLB o los gobiernos en el corto y mediano plazo", dijo Kavulich. "Cada vez que un tema se vincula con lo que le está pasando a Venezuela o cómo Cuba está conectada a Venezuela, 'apaga las luces y lee un buen libro'".

Benjamin Gedan, quien fue responsable de la política de Venezuela en el Consejo de Seguridad Nacional durante el Gobierno de Obama, dijo que no está claro si la estrategia de acercamiento de Obama con Cuba habría llevado a La Habana a distanciarse de Venezuela.

"Al atacar a la MLB por su participación en Cuba, la Administración de Trump aliena aún más a La Habana, que podría ser un jugador mucho más útil en Venezuela que los ejecutivos de béisbol", dijo Gedan.

Ric Herrero, director ejecutivo de Cuba Study Group, dijo que cualquier esfuerzo para abordar el tráfico de personas en la región es positivo, pero cuestionó lo que la Administración "realmente va a hacer aquí no es otra cosa que hacer pronunciamientos" para acabar con la trata de personas.

"Si están dispuestos a poner fin al tráfico de jugadores de béisbol cubanos, me parece que cancelar un acuerdo entre las Grandes Ligas de Béisbol y la Federación Cubana de Béisbol no es la manera de hacerlo", concluyó.

FUENTE: DIARIO DE CUBA

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con que las policías de Florida entreguen los indocumentados a las autoridades de inmigración?

Las Más Leídas