BERLÍN.-La concesión del Premio Echo a los raperos Kollegah y Farid Bang, en la categoría hip hop nacional, por un álbum con elementos antisemitas ha desatado una polémica en Alemania que amenaza incluso el futuro del galardón.

La polémica ha llevado ya a que algunos de los premiados en otras categorías devuelvan su premio como señal de protesta y a duras críticas de parte del Consejo Central de los Judíos en Alemania y del ministro germano de Exteriores, Heiko Maas.

Entre quienes han decidido devolver su premio está Klaus Voormann, que diseñó la carátula del emblemático álbum "Revolver", de The Beatles, y que había recibido un Echo a toda su trayectoria.

"Lo que recibí como un gran regalo por mis 80 años se ha convertido en una decepción", dijo Voormann.

"La provocación es legítima y a veces necesaria cuando hay que impulsar un proceso de reflexión pero no debe llegar nunca a los extremos del desprecio a la dignidad humana, la misoginia, el racismo, el antisemitismo y la glorificación de la violencia", agregó Voormann al explicar la devolución de su premio.

También el grupo Notos Quartett, que había recibido en 2017 el premio en la categoría de música clásica, renunció al galardón.

El presidente del Consejo Central de los Judíos, Joseph Schuster, calificó el premio para Kollegah y Farid Bang de "vergüenza" y el ministro de Exteriores, Heiko Maas, dijo en Twitter que "las provocaciones antisemitas no merecen ningún premio" y que "son sencillamente abominables".

Dos líneas de las canciones de Farid Bang y Kollegah son las que han despertado este malestar: "Hagamos una vez un Holocausto, venid con los cócteles Molotov" y "mi cuerpo está más definido que el de un preso de Auschwitz".

El líder de la banda de rock alemana "Die tote Hosen", Campino, criticó el premio de forma casi inmediata.

Según el comisionado del Gobierno alemán para combatir el antisemitismo, Felix Klein, el premio a los dos raperos es algo que "no solo ofende a las víctimas del Holocausto sino a sus familias".

"Se trata de un abuso de la libertad artística", dijo Klein.

El debate ha llevado a que el presidente de la Confederación de la Industria Musical Alemana, Florian Drücke, admita que la decisión a favor de Kollegah y Farid Bang amenaza con dañar el prestigio del premio y anuncie que se revisarán los mecanismos del mismo.

El debate se produce justo en momentos en que hay muchas denuncias sobre brotes de antisemitismo en colegios alemanes provenientes de jóvenes de origen musulmán.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que fue acertada la decisión de EEUU de atacar Siria?

Las Más Leídas