PARÍS.- Lionel Messi sonrió de pie, pareciendo embelesado mientras los hinchas del Paris Saint-Germain coreaban su nombre — “Leo Messi, Leo Messi”— antes del partido del sábado en la liga francesa contra Estrasburgo.

La flamante adquisición del PSG se sumó a otros cuatro recién llegados en una presentación ante unos 49.000 hinchas en el estadio Parc des Princes antes del pitazo inicial.

Te puede interesar

Messi no estaba en el equipo para el partido. El argentino acaba de regresar de sus vacaciones tras ayudar a Argentina a ganar la Copa América. Aunque ya está entrenando con el PSG, no está listo aún para partidos.

En una escena que pocos pudieran haber pronosticado incluso recientemente, el excapitán del Real Madrid Sergio Ranmos aplaudió a Messi — su rival eterno de Barcelona y máximo goleador en los “Clásicos” entre los dos equipos — cuando se le sumó en el podio.

El arquero de Italia en la Eurocopa Gianluigi Donnarumma, el capitán de Holanda Georginio Wijnaldum y el exlateral del Inter de Milán Achraf Hakimi también recibieron ovaciones.

Pero nada comparado con la reservada para Messi, cuatro veces ganador de la Liga de Campeones y seis veces del Balón de Oro.

El argentino llega al PSG con un contrato de dos años luego que su nuevo acuerdo con Barcelona colapsó sensacionalmente la semana previa.

Previamente, el técnico Christophe Galtier regresó a Lille y castigó a su viejo club, cuando el Niza aplastó 4-0 el sábado a los campeones defensores de la liga francesa.

El delantero Kasper Dolberg y el mediocampista Hichem Boudaoui anotaron en los primeros cuatro minutos, con el delantero Amine Gouiri involucrado en ambas jugadas.

El fin de semana pasado, Lille se recuperó de estar abajo 3-1 para rescatar un empate a tres, pero esta vez no hubo remontaba, luego que Gouiri puso la cuenta 3-0 con un penal poco antes de la pausa y Dolberg anotó de cabeza su segundo del partido a mediados de la complementaria.

La campaña pasada, la excelente conducción de Galtier ayudó al sorprendente Lille a ganar el título.

Pero Lille no estaba deseoso de dejarle irse un año a tes del final de su contrato y Niza tuvo que pagar 4 millones de euros (4,7 millones de dólares) en compensación. Eso creó tensiones entre Galtier y el presidente de Lille Olivier Letang.

Los hinchas de casa celebraron la presentación del trofeo de la liga antes del partido, pero muy pronto vieron aguada la fiesta cuando la visita se colocó arriba 2-0 y las cosas no mejoraron.

Marsella recibe a Burdeos en el duelo más destacado del domingo.

El viernes, Mónaco cayó 1-0 en casa de Lorient.

FUENTE: Con información de AP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.91%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.64%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.46%
13357 votos

Las Más Leídas