Pitcheo abridor de los Marlins proyecta notable mejoría para 2019
06 de septiembre de 2018 - 20:09 - Por REYES UREÑA
Si se promedia el porcentaje de carreras limpias permitidas de Sandy Alcántara, Trevor Richards, Pablo López, Caleb Smith y los prospectos Jordan Yamamoto, Nick Neidert y Jeff Brigham, quienes no han actuado en las mayores, la efectividad sería de 3.27.

MIAMI.- Los puristas del béisbol se atreven a decir que el nombre de este deporte se llama pitcheo, pese a que para ganar hay que anotar (con ofensiva) más que el rival. Los Marlins de Miami, desde antes de empezar la actual campaña, sabían que tendrían un año difícil y así ha sido.

“No hay mal que dure 100 años, ni cuerpo que lo resista”, así reza un refrán popular y si los lanzadores abridores que han utilizado este año en las menores trasladan su éxito a las Grandes Ligas, los Marlins podrían ser un equipo duro de roer.

Actualmente, los abridores de los peces registran una efectividad colectiva de 4.22. La número 21 en todas las mayores y la tercera en la Liga Nacional.

Pero si se promedia el porcentaje de carreras limpias permitidas de Sandy Alcántara, Trevor Richards, Pablo López, Caleb Smith y los prospectos Jordan Yamamoto, Nick Neidert y Jeff Brigham, quienes no han actuado en las mayores, la efectividad sería de 3.27.

El pitcheo de los Marlins pinta alentador para un futuro tan próximo como la campaña de 2019. Si los lanzadores, al menos, mantienen el nivel de esta campaña y los bates de J.T Realmuto y Starlin Castros son capaces de comandar la ofensiva, el conjunto podría ver un notable cambio.

Además de Realmuto y Castro, los Marlins esperan que explote el madero de Brian Anderson y Derek Dietrich. Sin embargo, deberán también echar un ojo al sistema de ligas menores y ver si el mercado de invierno les sonríe y pueden contratar a alguien con pericia y sobretodo, poder.