WASHINGTON.- El presidente Donald Trump cuestionó este martes con tono burlón el testimonio de Christine Ford, la presunta víctima del juez Brett Kavanough, nominado por el mandatario para cubrir la vacante del Tribunal Supremo.

Durante un mitin en Misisipi la pasada noche, Trump puso en duda la versión que Ford ofreció bajo juramento ante el Comité de Justicia del Senado, donde fue interrogada la semana pasada para hablar de la presunta agresión sexual.

"¿Cómo llegaste a tu casa? 'No me acuerdo'. ¿Cómo llegaste ahí (el lugar de la agresión)? 'No me acuerdo'. ¿Dónde era? 'No me acuerdo'. ¿Hace cuantos años pasó? 'No lo sé'", dijo Trump, ridiculizando las respuestas de Ford en la audiencia.

"¿En que barrio era? 'No lo sé'. ¿Dónde estaba la casa? 'No lo sé'. ¿En el piso de arriba, en el piso de abajo? 'No lo sé, pero tomé una cerveza eso es lo único que recuerdo'", añadió el presidente.

Trump, además, dijo que el testimonio de Ford ha "destrozado" a Kavanough y a su familia, y afirmó que los que lo han promovido -en alusión a los demócratas- son "gente malvada".

Ford declaró la semana pasada estar completamente segura de que Kavanough intentó violarla en el verano de 1982.

Su denuncia provocó que el Buró Federal de Investigaciones (FBI) haya reabierto su investigación sobre Kavanough antes de que el Senado proceda a confirmarle para el puesto vitalicio en el Supremo para el que Trump lo nominó.

Además de Ford, al menos otras dos mujeres han denunciado abusos sexuales por parte de Kavanough, y conocidos del magistrado también han salido a la luz para advertir que éste no estaba siendo honesto en sus declaraciones.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el chavismo es responsable del grave daño ecológico que se ha expandido desde el Arco Minero a gran parte de la región?

Las Más Leídas